Nuestra economía en la recta final del 2020

Nuestro decano de la Facultad de Negocios,  Augusto Cáceres Rosell, realiza un análisis económico sobre la investigación de los principales sectores a fin de proponer mejoras de cara al 2021.

Los sectores económicos que presentaron, en los primeros ocho meses del 2020, una respuesta positiva a la crisis económica debida al Covid-19 fueron el agropecuario, pesca, farmacéutico y servicios de salud. Se esperaba un importante crecimiento en comercio por delivery, pero el elemento logístico en muchas empresas aún presenta deficiencias.

En las fases de reactivación económica se preveía una recuperación óptima en restaurantes y servicios turísticos; sin embargo, ello está lejos de la reactivación óptima por el nivel de contagios que aún se afronta.

El sector agropecuario crecerá 2,2% en 2020 (a diferencia del 3,4% registrado en 2019), debido al normal abastecimiento de productos agrícolas y pecuarios al mercado interno, y al moderado dinamismo de la agroexportación.

La actividad pesquera crecerá 4,6%, impulsada por la segunda temporada de pesca de anchoveta en la zona norte-centro en el segundo semestre 2020, aunque limitado por factores adversos de los primeros meses del año.

La manufactura primaria se recuperará y también crecerá en los últimos seis meses del 2020, luego de un marcado deterioro en el primer semestre, favorecida, principalmente, por la segunda temporada de pesca de anchoveta en la zona norte-centro.

El principal factor que ha contribuido a la reactivación económica de los sectores mencionados ha sido la política económica del gobierno, orientada a financiar las inversiones y a dinamizar la demanda agregada interna.

Los factores específicos por sectores han sido:

  1. Mayor abastecimiento de alimentos y medicamentos para enfrentar la pandemia.
  2. Mayor requerimiento de servicios básicos como energía, transporte y telecomunicaciones para realizar las ventas por delivery.
  3. Financiamiento bancario por medio del programa Reactiva Perú.

Con las medidas de reactivación económica se espera la recuperación progresiva en los sectores de construcción, comercio y manufactura por su gran incidencia en el empleo.  Según el BCRP estos sectores cayeron en junio más de 20 % y a fin de año la reducción estaría por el 12 %. Sin embargo, en el 2021 el PBI peruano volvería a crecer 10 %.

Para que la recuperación sea real y sostenible, en cada sector económico se debe tomar en cuenta los protocolos de salubridad y bioseguridad con los colaboradores y clientes, y enfocarse en las necesidades de estos, dado que los gustos y preferencias son diferentes en este contexto.

Además, las empresas deben reaccionar rápido a la normatividad en el sector, ser más eficientes en sus procesos y retener a sus clientes. Asimismo, deben realizar inversiones en activo fijo y capital de trabajo con el financiamiento que realiza el sistema financiero a fin de ser competitivas en calidad, oportunidad de servicio al cliente y precios justos.

Del mismo modo, las empresas deben prepararse dado que existe una mayor competencia en el mercado local, el cual se ha reducido. Deben capacitar a sus colaboradores en el desarrollo de sus habilidades digitales, proactividad, innovación y liderazgo. Así también, las empresas deben prepararse a nivel de inversiones innovadoras, que permita mejorar su crecimiento y sostenibilidad.

Se recomienda a las empresas buscar alianzas con aquellas que no sean su competencia directa, y complementar sus productos y servicios para compartir clientes. Incluso las empresas que compiten por un mismo mercado pueden realizar compras por volumen para reducir sus costos, esto se puede aplicar en la mediana, pequeña y microempresa, a través de los programas de financiamiento aprobados por el gobierno.

Según el INEI, las regiones que han tenido mejor comportamiento en la crisis han sido aquellas en donde se desarrolla la agricultura, como Lima, La Libertad e Ica, (donde también ha primado la orientación exportadora de sus productos). Igualmente la pesca ha tenido una buena respuesta en Ancash, La Libertad y Lima.

En síntesis, la economía peruana requiere mayor dinamismo en las empresas cuyos sectores tienen mayor demanda, esto implica proporcionar modelos de negocios que busquen la satisfacción del cliente y la eficiencia en el uso de recursos.

No olvidemos que China es nuestro principal socio comercial, el cual está recuperando su demanda. Esto se refleja en el alza de precios de minerales y productos agrícolas.

Para tal fin es importante que los gremios empresariales y entidades gubernamentales como Ministerio de la Producción, Ministerio de Comercio Exterior y Ministerio de Economía y Finanzas puedan acoger las propuestas innovadoras de estudiantes universitarios por medio de concursos y retos empresariales.  Desde la academia, contribuiremos con el análisis económico y la investigación de los principales sectores a fin de proponer mejoras en los niveles de mayor gasto para que se incremente la oferta agregada, la productividad y la competitividad de nuestra economía.

 

Te invitamos a conocer más sobre nuestra  Facultad de Negocios  AQUÍ y también puedes revisar nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *