Norma Antielusiva General y responsabilidad solidaria de los directores de empresas

La primera semana de mayo el Ministerio de Economía y Finanzas publicó el Decreto Supremo que pone en vigencia la aplicación de la Norma Antielusiva, cuyo cumplimiento será observado por SUNAT. 

Norma Antielusiva General y responsabilidad solidaria de los directores de empresas

americaeconomia.com

La idea de negocio se materializa a través de una planificación, fijando objetivos y metas que respondan a las inversiones de los empresarios. La planificación se refiere a las actividades que los órganos empresariales ejecutan, y cuando estas actividades ingresan al campo de aplicación de los tributos su consecuencia jurídica es el cumplimiento de obligaciones tributarias que en algunos casos se recuperan, como el crédito fiscal en el IGV, o disminuyen la renta empresarial por el impuesto a la renta.

El planeamiento empresarial incluye el planeamiento tributario, cuyo objetivo es evitar o minimizar contingencias tributarias, lograr el ahorro tributario, disminuir el tributo o diferirlo, en tanto las decisiones se encuentren arregladas a ley.

Para cumplir el primer objetivo, las empresas deben implementar sistemas de control interno tributario que prevean el cumplimiento de las obligaciones sustanciales y formales de los tributos, de modo que se pueda entregar a los fiscalizadores la documentación que sustente la realidad de las operaciones y la calificación tributaria que corresponde.

El segundo objetivo se presenta cuando se decide sobre alguna idea de negocio investigando el camino a través del cual se puede lograr ahorro tributario o diferimiento para el pago. Si la decisión está dentro de la ley, la decisión califica como economía de opción, que es una decisión lícita por tener fundamento de derecho.

Cuando la intención es lograr alguna ventaja tributaria, aparece la figura de la elusión tributaria, que significa buscar una forma jurídica con el propósito de eludir el tributo que le corresponde al verdadero hecho económico que se esconde en la forma jurídica elegida. Un caso ilustrativo puede ser la decisión de vender un inmueble de propiedad de una EIRL que resulta ser el único activo de la empresa que no se encuentra en actividad, para eludir el pago del 29.5% por la utilidad. El titular acuerda con el comprador simular una transferencia del 100 % de las participaciones a favor del adquirente del inmueble y tributar con el 5% por tratarse de renta de segunda categoría.

Para evitar la elusión, el legislador incorpora en la legislación normas antielusivas específicas o generales. Las primeras están dentro de la ley, tal el caso del impuesto a la distribución de utilidades, cuyo artículo 24 señala que la reducción de capital después de una capitalización de utilidades califica como distribución de dividendos.

Con la norma antielusiva general la SUNAT está facultada a descubrir las conductas de los contribuyentes que buscan eludir el tributo que corresponde al verdadero hecho económico escondido en las formas jurídicas que utilizó el contribuyente.

El Decreto Legislativo 1422 le atribuye responsabilidad solidaria a los directores de empresas para que respondan con su patrimonio la deuda tributaria eludida. Actualmente existe en el Congreso un proyecto de ley que deroga esta norma porque se considera que ha modificado la Ley de Sociedades que el Ejecutivo no estaba facultado a modificar.

*Este post es una colaboración de Ramón Chumán Rojas, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre tributos y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *