Industrias San Miguel y la visión de Cintya Añaños

industrias san miguel negocios

Relevante ejemplo de empresa que ha sabido actuar en tiempos difíciles, así como aplicar acertadas estrategias de internacionalización que le permiten seguir creciendo, es  Industrias San Miguel (ISM), liderada por Cintya Añaños Alcálzar, quien compartió su compromiso empresarial en el COMANEI 2016 como ponente del tema Factores importantes para ser la transnacional más grande del Perú.

A lo largo de su discurso, resaltó la importancia de conocer el entorno empresarial, así como las capacidades de la organización a fin de poder alinear las estrategias de manera adecuada y asegurar el éxito. Así, si bien conocer los factores internos y externos de una empresa es importante, ¿alguno de los dos análisis es más relevante que el otro? Considero que al ser los factores externos las reglas de juego a las que toda empresa busca adaptarse, y al ser los factores internos las características inherentes, propias de la empresa que permitirán la ansiada adaptación, el hecho de que algunas empresas tengan éxito se debe a la mejor adaptación a las condiciones generales basadas en la eficiente gestión de sus factores internos. Asimismo, tener claras las definiciones de dónde estamos a través de la misión, y a dónde queremos llegar declarada en la visión, encaminan la eficiencia de los esfuerzos hacia su concreción.

Resalta, entonces, la importancia de que las empresas cuenten con un adecuado plan estratégico que les permita medir los avances como estar preparados para enfrentarse a entornos cambiantes, asegurando la calidad de los productos, esa creación de valor útil con eficiencia y reconocida por los clientes; la innovación, para crear nuevos productos y atender nuevas necesidades; la adaptabilidad, vista como la habilidad y capacidad de modificar el comportamiento empresarial para alcanzar determinados objetivos cuando surgen dificultades o cambios en el medio; el talento humano, factor indiscutiblemente clave para toda organización, en razón a que son las personas quienes ejecutan los procesos; y finalmente la responsabilidad social, el saber llegar a las comunidades así como saber convivir con ellas liderando una contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental, buscando alcanzar un triple resultado: mejoramiento de la situación competitiva, valorativa y el valor añadido de la empresa.

*Este post es una colaboración de María Elena Vera Correa, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *