Gobierno, estrategia y economía

gobierno estrategia economía negocios

Me pregunto cuán complicado habrá resultado asumir la situación vivida en el año 1968 debido a la pérdida de la famosa “página 11” del contrato de La Brea y Pariñas o en los últimos años atender las expectativas sobre los fuertemente criticados proyectos mineros de Conga y Tía María. Cuán dificultosa habrá sido la labor del gobierno para afrontar el fenómeno de El Niño de los años 1997-1998 o cuán ardua habrá sido la labor del gobierno entre los años 2004 y 2006 al realizar las negociaciones para la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

El ex ministro Jorge González Izquierdo, ponente del COMANEI 2016 Lima, sostiene que los principales motores de la economía peruana son la inversión privada, la inversión pública, las exportaciones y el consumo privado. En tal sentido, la problemática expuesta antes ha influenciado claramente en la economía de nuestro país debido a su impacto en estos motores. Michael Porter, distinguido profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, modela la posición de una nación en torno al clima de negocios haciendo referencia a que tanto la estrategia, la estructura y rivalidad empresarial, así como los factores de oferta, son promovidos por el gobierno, concepto que es conocido como el Diamante de Porter.

El gobierno ha influido en los negocios a través de los factores descritos en el Diamante, en función a las decisiones tomadas con respecto a los motores de la economía que señala González Izquierdo; son ellas las que han propiciado la inversión privada, las exportaciones e incluso el consumo privado debido al valor resultante que las empresas han logrado ofrecer al consumidor. Los cuatro motores de la economía dependen de las políticas dispuestas por el gobierno y los factores que aseguran que sus decisiones sean óptimas. Esto implica la estrategia de gobierno y la prevención de riesgos tras asumir una postura que impulse uno o más de estos motores.

Basándome en las decisiones tomadas por los gobiernos y las que debieron hacerse en las situaciones planteadas al inicio de este artículo, puedo decir que una estrategia va más allá de un plan para lograr un objetivo: se enfoca en decisiones tomadas en el presente asumiendo riesgos futuros. En ese sentido, una respuesta a la interrogante sobre las estrategias que está adoptando el gobierno de turno para promover nuestra economía podría aclarar el camino para quienes asumieron el reto y la responsabilidad de hacer empresa en el Perú.

*Este post es una colaboración de Edward Alberto Vega Gavidia, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *