¿Efectivo o moneda digital? Tendencias en los medios de pago

De la mano de la tecnología, el uso del efectivo viene siendo sustituido por recursos digitales y medios de pago electrónico. Gracias a las políticas de inclusión financiera, el Perú cuenta con uno de los mejores entornos para este tipo de operaciones.

¿Efectivo o moneda digital? Tendencias en los medios de pagos

cnnespañol.cnn.com

En las transacciones comerciales diarias a nivel mundial, durante muchísimo tiempo, se ha venido utilizando como medio de pago las monedas y billetes. Sin embargo, el uso del efectivo en la última década ha ido cambiando y en muchos países desarrollados se ha reducido y prácticamente eliminado.

En países de Latinoamérica “existe un objetivo de reducción del uso intensivo y generalizado del efectivo (monedas y billetes en circulación), vinculado a la lucha contra la evasión, la elusión y el fraude fiscal, la economía sumergida y la corrupción, así como de reducción de los costes administrativos asociados a la gestión del dinero en su formato físico y la inclusión financiera. Además, buena parte de estos países continúan los esfuerzos por avanzar en la universalización del acceso y uso de los medios de pago electrónico entre la población, convencidas las autoridades de que el abandono gradual de la dependencia del efectivo beneficia a la sociedad en su conjunto, para lo que son necesarias políticas activas y decididas” (Indra tecnocom, 2017).

Algunos autores aseveran que el uso del efectivo presenta una serie de inconvenientes. Raúl Morales (CEMLA), alega que “tres factores siguen favoreciendo la tendencia creciente del uso del efectivo en las economías de la región Latinoamericana en el mediano plazo: informalidad de la economía, baja bancarización y falta de infraestructura”. Rogoff (2014), a su vez afirma que “desde el punto de vista social, el efectivo genera ineficiencias pues, al no permitir la trazabilidad sobre las transacciones, facilita la comisión de delitos como la corrupción y el lavado de activos”. Se afirma que el manejo de la infraestructura de la economía del efectivo es costoso, razón por la que las entidades financieras quieren abandonar o desalentar su uso.

La aplicación de tecnología en los negocios, presencial u online, viene generando grandes transformaciones digitales. Las empresas del sistema financiero y empresas privadas vienen suministrando diversos mecanismos digitales de medios de pago (transferencias, tarjeta de crédito, mercado pago, billetera electrónica, Código QR, entre otros). Es decir, “se viene innovando los servicios financieros utilizando alta tecnología, haciendo experiencias con el arte de lo posible particularmente alrededor de los límites físico-digital cada vez más indefinidos en el área de pagos y procesos de negocios rediseñados”.

El pago a través de medios electrónicos genera ventajas (pago inmediato, flexibilidad de horario, construir un historial creditico, bajos costos); también plantea nuevos riesgos como la seguridad cibernética, la adecuada protección de los datos, control de los hábitos de compra, fallos técnicos, apagones, temores del uso de la tecnología por parte de la población adulta, entre otros.

El Microscopio Global es un instrumento de análisis que evalúa el entorno propicio para la inclusión financiera y el rol de los servicios financieros digitales en las regiones de América Latina, el Caribe y a nivel global. En el reporte del Microscopio Global 2018, el Perú ocupa el segundo lugar con el mejor entorno: la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera que facilitó el avance en temas de interoperabilidad, educación financiera, protección al consumidor, microseguros y gobierno corporativo. Podemos inferir entonces que nuestro país está adoptando mecanismos que promueven la reducción del uso del efectivo y viene logrando avances significativos.

La emisión de monedas y billetes (en físico) es monopolio de los bancos centrales. No obstante, algunos gobiernos vienen estudiando la posibilidad de la emisión de la criptomoneda (moneda digital). Las empresas privadas ya vienen emitiendo monedas digitales (Bitcoin, nueva moneda Libra, entre otros). Vislumbramos que a futuro coexistirían monedas digitales emitidas por los gobiernos y por privados, creándose un nuevo escenario. Algunos autores plantean que el gobierno debe asegurarse que el monopolio de los bancos centrales sobre las monedas y billetes no sea reemplazado por el monopolio privado que maneja el dinero digital.

Finalmente, consideramos que los cambios trascendentales ocurridos durante estos últimos años (respecto al entorno digital, diversos instrumentos y dispositivos tecnológicos de medios de pagos y la moneda digital) plantean una serie de desafíos y oportunidades para el Estado, las empresas y la sociedad.

*Este post es una colaboración de Marisol Alfaro Chávez, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre dinero, medios de pago electrónicos y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *