Economía Naranja: emprendimiento e innovación desde la creatividad cultural

La industria cultural, conocida como economía naranja, congrega a un importante número de trabajadores y tiene un perspectiva favorable de crecimiento en nuestro país.

economía naranja

La industria cultural en el Perú genera actualmente US$ 4,700 millones, cifra que podría incrementarse sustancialmente.

Economía Naranja es una frase utilizada para referirse a las industrias creativas y culturales. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) introdujo dicha denominación porque se trata de un color asociado a la creatividad, el entretenimiento, la cultura y la felicidad. (BID 2013).

La importancia que se le está dando se evidencia en que a casi ocho años de haber sido acuñado el término, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió declarar al 2021 como el Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible.

“La economía naranja es la que permite transformar la creatividad, las ideas creativas, en bienes y servicios que tengan un valor agregado. El color naranja se vincula más al tema de creatividad, es más dinámico” (Cortázar 2019). En la economía naranja el insumo es la creatividad y el talento de las personas.

En el contexto sudamericano, la economía naranja en el Perú ocupa el quinto lugar en actividades que generan desarrollo. Las industrias creativas y culturales alcanzan en nuestro país un aproximado de US$ 4,700 millones, que equivale al 2.7% del PBI, lo cual es importante. Sin embargo, si comparamos esta cifra con la que generan países cercanos como Colombia o Brasil, vemos que todavía tenemos un gran potencial (…) “Nos podríamos ir a los US$ 15,000 millones para el 2021” (Guzmán, 2019).

«El potencial de desarrollo de la economía naranja en el país es muy grande y experiencias como la colombiana nos pueden servir como referencia para impulsarlo»

¿Cómo impulsar el desarrollo de la economía naranja en el Perú?

El potencial de desarrollo de la economía naranja en el país es muy grande. Experiencias como la colombiana (donde representa un 3.4% del PBI) nos pueden servir como referencia para mejorar este potencial, y para ello requerimos de un marco legal que impulse el desarrollo de la industria creativa exonerándola de impuestos en un inicio, así como brindándole facilidades para acceder a créditos con mayores plazos y tasas de interés preferenciales.

Coincidimos de manera particular con lo que propone Cortázar (2019): “Los emprendedores peruanos deben ser conscientes de que talento y pasión no son suficientes para prosperar. Para sacar adelante un negocio en las industrias creativas lo que se necesita es tener un plan, no se puede dejar nada a la suerte para emprender”.

También es importante recalcar como menciona Larrabure G, (2021): “Para mejorar el aprovechamiento de la industria creativa es necesario involucrar a los diferentes actores de la sociedad civil (sector público, privado, academia, entre otros) en la conversación sobre este modelo, a efectos de que se estimule la economía y se amplíe el espectro de actividades que promuevan la generación de herramientas y beneficios financieros bajo un marco de formalidad en el que se establezcan reglas objetivas y equitativas para el desarrollo de los diferentes proyectos”.

*Este post es una colaboración de Aldo Cotrina Villar, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre emprendimiento, industriales culturales y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

Referencias:

Fasson, A. La economía naranja: una forma de emprendimiento, innovación y tecnología. Conexión ESAN, 2019.

Guzmán, C. Economía naranja: ¿Qué es y cuál es su impacto en el Perú? PQS, 2019.

Redacción Perú 21, “Economía naranja”: ¿Qué es y cuál es su impacto en el mercado peruano? 2021.

UCAL: La “Economía Naranja” representa US$ 4,720 millones del PBI del Perú”. 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *