Día Mundial del Medio Ambiente: una experiencia de compromiso y sensibilización

Presentamos una crónica que recrea una festiva jornada de compenetración y responsabilidad con el medio ambiente.

Día Mundial del Medio Ambiente: una experiencia de compromiso y sensibilización

Los Herrajes Vivencial ofrece a sus comensales la oportunidad de  integrarse a las tareas de campo. (Facebook Los Herrajes Vivencial)

El 5 de junio de 1974 se inició la conmemoración del “Día Mundial del Medio Ambiente” tal y como fue dispuesto por las Naciones Unidas al tomar conciencia de que el bienestar de los pueblos y el desarrollo del mundo estaba siendo afectado por la contaminación ambiental.

La celebración de este día nos da la oportunidad de conocer nuevos proyectos de responsabilidad en cuanto a la conservación y el buen manejo de recursos naturales y en lo personal pude participar en la organización y ejecución de una gran experiencia en Los Herrajes Vivencial. Un pulmón verde a solo 10 minutos de Trujillo donde encuentras buenas prácticas de manejo de energías, pues se abastecen de energía solar para alumbrar el parqueo dividido por paltos, así como energía eólica para abastecer el restaurante sostenible.

Los Herrajes, como los trujillanos saben, es un restaurante con dos sedes cuyos insumos son sembrados en el fundo de manera orgánica y regadas por la técnica del goteo con agua que ha sido desviada estratégicamente del canal Mochica. En este recinto levantamos el pecho de purito orgullo al ver cómo nuestros antepasados moches y chimúes vivían en casas que han sido recreadas con quincha y totora, cómo realizaban sus actividades, pudiendo apreciarlo en los frisos de adobe que se encuentran al ingresar a este fundo, cuya técnica para su conservación es el uso de la sábila, al igual que nuestros ancestros.

Día Mundial del Medio Ambiente: una experiencia de compromiso y sensibilización

Los vegetales que se sirven son orgánicos y se cultivan en casa. (Turiweb.pe)

¿Qué ha significado para mí? La respuesta no es simple, pues no depende ni tampoco se refleja en una cifra, en una encuesta, ni mucho menos en una nota académica, sino en algo mucho más personal y emocional: me ha motivado a seguir cuidando de nuestro planeta, una idea de más de 10 años que aprendí en casa, donde mi madre siempre realiza buenas prácticas medioambientales, inculcándonos a separar los plásticos como botellas y latas para que luego ella pueda decorarlas dándoles mil y un usos.

Mi experiencia verde fue un conjunto de emociones, tanto de responsabilidad y no solo buscando que se ejecute lo planificado, sino también procurando llegar a todos los visitantes y sensibilizarlos. La celebración de este día también significa haber logrado reunir a mis compañeros y profesores de UPN y conseguir motivarlos a salir de sus aulas y dar la clase en esa instalación; significa ver al profesor que nos orienta sobre la excelencia de servicio, junto a nosotros, plantando ají mochero y tamarindo.

Esta experiencia verde, celebrada por los estudiantes de Administración y Servicios Turísticos, ha sido de reflexión por un trabajo en conjunto para sensibilizar a aquellas personas que aún no entienden la importancia de cuidar el suelo, de evitar tirar basura donde se encuentren, personas que prefieren usar y pedir sorbetes o bolsas de plástico por la mínima compra que realizan, personas que siguen yendo a las playas a dejar basura y a todas aquellas que prefieren quemar y depredar las zonas verdes que tenemos en el mundo. Es momento de tomar conciencia y cuidar nuestro planeta.

*Este post es una colaboración de Lucciana Gutiérrez Rodríguez, estudiante de la carrera de Administración y Servicios Turísticos de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *