Día del Administrador: eficiencia y liderazgo como consigna profesional

En tiempos cambiantes que van aún más rápido por la pandemia de covid-19, la adaptabilidad del administrador debe ir al mismo paso con despliegue de liderazgo y toma decisiones acertadas para lograr los objetivos de las organizaciones. 

administrador

La figura del administrador es clave para planificar, organizar, dirigir y controlar el desempeño de una empresa u otras organizaciones. (Foto: iprofesional.com)

Si bien el 14 de febrero el interés se centra en la amistad y el amor, en esta fecha también conmemoramos el Día del Administrador Peruano, efeméride que nos involucra a quienes ejercemos el noble ejercicio de gestionar recursos institucionales de manera eficiente y eficaz en función al logro de objetivos empresariales.

Cambios, adaptabilidad y empoderamiento en el siglo XXI

El mundo pasa por cambios y tendríamos que preguntarnos qué significa ser un licenciado en administración en tiempos de pandemia. Bien, significa adaptarnos a nuevos retos con la creatividad, innovación y resiliencia que nos permitan afrontar el desgaste emocional de nuestros colaboradores e incluso el propio, tomando conciencia de que somos seres humanos y tenemos miedo a lo desconocido, siendo empáticos y organizando nuestras funciones y las de nuestros colaboradores, orientando estrategias adaptables a los nuevos escenarios de mercado. “Lo único constante es el cambio”, nos decían en nuestras primeras clases universitarias, y vaya que no se equivocaron: hoy con más razón damos fe de ello.

Como ciencia, nuestra profesión se nutre de teorías y conocimientos generados a través de la historia. Como técnica, es aplicación a través de procedimientos y procesos designados con rigor científico. Como arte, depende de la capacidad y habilidad humana para llevarlo a cabo. En la actualidad todas esas experiencias y conocimiento adquirido nos retan a actuar con mayor responsabilidad y liderazgo para asegurar la continuidad de las instituciones de las que somos parte y la calidad del trabajo de nuestros colaboradores.

La profesión de licenciado en administración recorrió buen tiempo en busca del reconocimiento del que goza en la actualidad. La Ley 31060 –Ley de Ejercicio Profesional del Licenciado en Administración- nace en el Congreso de la República el 23 de octubre de 2020 para normar a nivel nacional nuestras actividades laborales, otorgando un marco legal que respeta el derecho del esfuerzo académico y experimentado de nuestra labor. Sin duda, un paso importante en el establecimiento de nuevos escenarios para la práctica productiva de nuestra experiencia y compromiso con el proceso administrativo de planear, organizar, dirigir y controlar. Tenemos también un Colegio de Licenciados en Administración a nivel de regiones, el cual nos representa como organismo integrador consolidando oportunidades de diálogo, capacitación y especialización, buscando la mejora continua de los profesionales que la conforman.

La importancia de asimilar tecnología y paradigmas innovadores

En el momento del empoderamiento en el siglo XXI, debemos demostrar flexibilidad y resiliencia para trabajar con las nuevas generaciones mediante la tecnología, nuevos conocimientos y recursos, mejores formas de comunicación y paradigmas innovadores. Son herramientas que las empresas, instituciones y organizaciones de hoy requieren para hacerle frente a los cambios sanitarios y sociales. Por ello, siguiendo a De Agüero Aguirre (2008), es necesario realizar un análisis de los nuevos requerimientos de una sociedad que busca un perfil de los futuros tomadores de decisiones en la empresa con diversas destrezas, habilidades y actitudes incidiendo no solo en el desarrollo de conocimiento, sino de habilidades blandas, valores y ética profesional.

El mundo empresarial es muy dinámico, con cambios constantes que por la globalización de los mercados y la aparición de nuevas tecnologías demandan de los administradores competencias diferentes: liderazgo, negociación y una visión más amplia de las diversidades culturales, costumbres, prácticas y manejo de otros idiomas; es decir, administradores con una formación integral.  De esta manera estará garantizada la administración eficiente de las organizaciones y la generación de beneficios para los stakeholders que interactúan en el ecosistema empresarial.

*Este post es una colaboración de Rossmery Alabarrán y Octavio Espinoza, docentes de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre administración y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *