¿Cómo dar sentido a la misión y visión organizacional?

misión, visión negocios

¿Qué otorga a las organizaciones mayores posibilidades de sobrevivir? Ensayando una respuesta podemos decir que pensar en el futuro y planificar estratégicamente concederá a una organización la posibilidad de existir en el largo plazo, y esta idea nos lleva a la vez a pensar que las organizaciones necesitan de una filosofía, a la que llamo la filosofía empresarial.

Esta filosofía empresarial está conformada por la visión, la misión, los objetivos y los valores de la organización. Hablemos de cómo crear la visión y la misión para las organizaciones.

Así como muchas personas piensan en el futuro pero no hacen nada al respecto, convirtiendo los sueños en esquivos e inalcanzables, lo mismo sucede con algunas organizaciones. Por ello, es fundamental que definan a dónde quieren llegar y que tengan muy claro lo que hacen: esto es el punto de partida para definir su visión y misión. Una pequeña historia es necesaria: “Una vez dos hombres estaban partiendo piedra con una punta de metal. Al preguntárseles por lo que hacían, el primero contestó: “Pues aquí picando piedra”. Entonces el segundo lo corrigió: “Estamos creando los cimientos de una hermosa catedral” (anónimo). En esta historia el primer hombre solo hacía lo que tenía que hacer -picar la piedra-, pero el segundo tenía muy claro dos situaciones: lo que hacía y el futuro.

Esa es la diferencia entre una empresa que sabe adónde va y sobre todo tiene claro a lo que se dedica. Esto último es la misión y es lo que impulsa a una organización hacia la futura situación deseada y responde a una interrogante: ¿cuál es nuestro negocio? Una buena misión define lo que es la organización, ayuda a diferenciar a la organización de todas las demás y genera credibilidad.

La misión de una organización debe establecer una clara diferenciación con otras empresas del mismo sector, así como dar una identidad que la guíe a alcanzar su propósito; por esta razón la misión requiere de una visión firme que delimite el presente y el futuro esperado. Una actitud positiva hacia el futuro es sabia, especialmente en tiempos difíciles.

Pensar en el futuro es fundamental para las organizaciones porque otorga más posibilidades de seguir avanzando. Este propósito trae consigo una pregunta: ¿qué queremos llegar a ser? La respuesta a esta pregunta es la visión, en tanto resultado de nuestros sueños en acción. Crear la visión implica entender la naturaleza del negocio en el que se desenvuelve la organización, fijar el futuro como reto para todos sus miembros; además sirve de guía y motivación a los colaboradores. La visión está hecha para comunicar al entorno qué tipo de organización se quiere ser.

Peter Drucker decía que la causa del fracaso empresarial es que muchas veces no se le da la debida atención a la misión y visión de la organización. Es por ello que los emprendedores deben tener muy presente cuán importante es saber con claridad lo que hacen y hacia dónde quieren llegar. Es necesario entender que ambas variables son el catalizador que permite alcanzar el éxito empresarial.

*Este post es una colaboración de Jorge Luis Brenis Exebio, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *