Proyecto T-Energy: la carga eléctrica de tu móvil en tus manos

Proyecto T-Energy: la carga eléctrica de tu móvil en tus manos

Rogelio Laura, Kiara Juárez y Dan Castillo, miembros del equipo T-Energy, acompañados de Esteban Flores, director de la sede para Hult Prize.

Equipo de estudiantes de nuestras facultades de Ingeniería y Negocios desarrollan prototipo de protector de celular con una batería que almacena la energía producida por fricción.

Los efectos del cambio climático en nuestro planeta son perceptibles desde hace varios años y en este escenario adverso la única opción que tenemos para mitigarlos es continuar reduciendo drásticamente el uso de combustibles fósiles.

Frente a estos fenómenos atmosféricos, las energías renovables surgen como fuentes de energía limpia, inagotable y competitiva. Entre sus ventajas, además de su diversidad, abundancia y potencial aprovechamiento en cualquier parte de la Tierra, figuran la de no producir gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes.

Compenetrados con la problemática ambiental del mundo, Kiara Juárez, Rogelio Laura, Axel Rojas y Dan Castillo, estudiantes de las carreras de Administración de Empresas, Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería Industrial e Ingeniería Ambiental, se propusieron desarrollar un proyecto que contribuyera a ampliar el abanico de energía limpia.

Dan explica cómo surgió la idea: “Nos reunimos para pensar en una propuesta que sea necesaria en este momento. Concluimos que los celulares son productos cada vez más utilizados y requieren de energía. Fue así como surgió nuestro proyecto “T-Energy: Energy Storage Screen Protector (ESSP)”.

Proyecto T-Energy: la carga eléctrica de tu móvil en tus manos

Tal como lo describe su nombre, se trata de un protector o case de teléfonos celulares con la capacidad de almacenar energía generada a través de efectos triboléctricos, un tipo de electrificación originada por el contacto con otro material mediante frotamiento directo. En este caso, el movimiento de las manos del usuario del equipo.

“Nuestro prototipo almacena la energía producida por fricción o empuje en una batería dentro de la carcasa que, a su vez, puede cargar la batería del celular”, complementa nuestro estudiante. En promedio, el uso regular del celular durante un día podría permitir el almacenamiento de energía hasta para unas ocho horas.

Dan nos cuenta que anteriormente había participado en el concurso “24 Horas de Innovación”, así que cuando tuvo noticia del Hult Prize, certamen organizado por Hult International Business School, con sede en Massachusetts, les dijo a sus compañeros que no podían dejar pasar la oportunidad.

“Concursamos primero a nivel de UPN y ocupamos el primer lugar. Después tuvimos el agrado de ser reconocidos por el Congreso de la República, integrando la delegación peruana que concursaría en la fase regional de Hult Prize 2018 en Quito, Ecuador”, relata.

Luego de esta importante experiencia, lo ideal -manifiesta Dan- sería obtener el financiamiento que les permitiese perfeccionar el dispositivo. Pero mientras lo consiguen, una tarea alterna es la de patentarlo. Eso, y por supuesto, continuar explorando a qué necesidades y problemas pueden dar creativa solución.

Conoce más sobre los logros de nuestros estudiantes ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *