«Tengo una perspectiva llena de retos y nuevos horizontes»

"tengo una perspectiva llena de retos y nuevos horizontes"

Margarita Gonzales, antepenúltima de izquierda a derecha.

“Hagamos lo correcto, hagámoslo siempre”, fue el lema que nos acompañó durante los cuatro días intensos que vivimos en el CADE Universitario 2017, cita que nos permitió conectarnos e inspirarnos para ejercer nuestro liderazgo en beneficio del Perú.

Nunca imaginé de qué modo esta oportunidad marcaría mi existencia. Conocer a estudiantes como yo, de distintas ciudades de nuestro país, ha sido la experiencia más enriquecedora que he vivido. Al integrarnos en un solo grupo, pude vivenciar en toda su magnitud la riqueza cultural de mi Perú; enfrentarme a una entrevista tan importante y profesional -el desafío Nestlé-, me ayudará en el futuro a saber potenciar mis habilidades blandas y estar preparada para una efectiva entrevista laboral.

Cada día las conferencias tuvieron diferentes expositores, pero todos orientados a la misma temática: fortalecer la institucionalidad de nuestro país, reducir la informalidad y la corrupción, lo que me enseñó que debemos cambiar nuestra forma de convivencia democrática, reintroducir al ciudadano en nuestra república y sobre todo generar la confianza resquebrajada por la corrupción.

También necesitamos mitigar la pequeña corrupción evitando que esta forme parte de nuestra cultura del día a día. ¿Cómo podemos hacerlo? Cumpliendo las leyes, respetándolas, y sobre todo ejerciendo como peruanos nuestro derecho a elegir lo que es mejor para nuestro desarrollo, todo esto basado en una educación de calidad y asequible a todos los niveles socio económicos.

Debemos estar rodeados de gente que sume, que nos permita potenciar nuestra humanidad, cultivando los valores en el ser, esforzándonos en desarrollar un buen accionar con el hacer, para finalmente tener lo soñado; mensaje que fue ejecutado en el desafío CADE, donde la principal fortaleza que desarrollamos fue el trabajo en equipo y la empatía interpersonal, para finalmente plasmar una solución eficaz a la informalidad que nos agobia como nación.

¿Qué espero en un futuro? Pues ahora me animo a decir que nosotros podemos hacer el cambio, orientando nuestra preocupación hacia nuestro prójimo, impulsando la unión y el desarrollo armonioso de nuestro Perú; entrando en la política para fortalecer muestra institucionalidad, librándola del virus de la corrupción, fomentando el trabajo digno sin excepciones (jóvenes y adultos), erradicando la informalidad a todo nivel, dejando de discriminar a la mujer, a las personas de distinto color de piel, a las quechuahablantes o provincianas, a los de distinta orientación sexual o religiosa, porque ellos también poseen las mismas capacidades y tienen derecho a las mismas oportunidades. Entonces cuando todos los peruanos seamos capaces de ser empáticos, estaré segura que estamos haciendo lo correcto.

Para terminar, me dirijo a todos mis compañeros de los primeros semestres: “Seamos los agentes del cambio, luchemos por un país nuevo, esfuércense para que al igual que yo disfruten de esta experiencia”.

Finalmente, agradezco a mi alma mater, la Universidad Privada del Norte sede Cajamarca, por elegirme para representarlos; al rector Andrés Velarde Talleri, a mi directora de Carrera, Patricia Uceda Martos, a Saira Medina, Margot Atyli, Rosana Mendoza y a quienes me permitieron tener esta experiencia inolvidable.

“No ha sido el final de una historia, sino el inicio de una perspectiva llena de retos y nuevos horizontes. Seamos CADE, Seamos Perú”.

*Este post es un testimonio de Margarita Anís Gonzales Espinoza, estudiante de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *