“Mi experiencia en la UNAM me permite madurar”

El principal motivo que me llevó a realizar un intercambio internacional era mi interés por expandir los conocimientos de mi carrera profesional en otro país que me ofreciera calidad educativa. Elegí la UNAM porque es una de las universidades con mayor reconocimiento académico en América Latina, así como una de las de mejor reputación entre los estudiantes y una de las mejores 100 universidades del mundo.

intercambio d gonzales unam

La vida en la ciudad de México es bastante cómoda. Los mexicanos son personas demasiado cálidas que siempre te reciben con los brazos abiertos, permitiendo que mi estadía en el país hasta el momento sea muy amena. La universidad se encuentra ubicada a 20 minutos en pesero (micro o combi) de la casa en la que actualmente vivo, todo esto hace que el recorrido no sea muy desgastante.

Dentro de la universidad el panorama es muy distinto, debido a que el campus tiene una superficie de 700 hectáreas. Ello hace que las facultades estén a distancias considerables, es así que la universidad tiene su propia movilidad a la que llaman “Puma Bus” y “Bici Puma”, que es totalmente gratuita para los alumnos y docentes de la UNAM. El recorrido a mi facultad, que es Contaduría y Administración, dura aproximadamente 15 minutos.

La Universidad Nacional Autónoma de México tiene un nivel medio-alto de estudio. Las materias que he tomado son muy interesantes, y la mayoría de docentes son altamente calificados, lo cual te da la confianza de recibir una enseñanza de calidad. La universidad te da la oportunidad de tener espacios de esparcimiento, así como de hacer visitas guiadas a museos o al centro cultural universitario.

Gracias a esta experiencia uno poco a poco va logrando madurar como persona y como profesional, te permite tener una mayor y mejor visión de las cosas, así como conocer diferentes culturas, es salirse voluntariamente de esa zona de confort a la que hemos estado acostumbrados y a aprender a desenvolvernos independientemente. Además te da esa posibilidad de conocer excelentes personas de diferentes países del mundo con las que uno entabla amistades provechosas.

El mayor impacto de esta experiencia que llevo actualmente en mi vida es que me estoy conociendo a mí mismo. Los primeros quince días, instalado en Coyoacán, fueron muy difíciles debido a que no me acoplaba al lugar y además porque llegué en temporada de invierno, lo cual para mí fue algo nuevo, debido a que nunca en mi vida había experimentado una temperatura de 1 o 2 grados diariamente, pero pasando los días me he ido acostumbrando al lugar, al clima, a la movilidad y sobre todo a poder saber cómo utilizar el peso mexicano que por cierto está muy devaluado.

Gracias a los programas de intercambio internacional brindado por mi universidad (UPN), de los cuales es parte el convenio con la UNAM, hoy puedo llevar a cabo la mejor experiencia de mi vida, que me marcará como persona y profesional.

*Este post es un testimonio de David Alexander Gonzales Casamayor, estudiante de la carrera de Administración de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *