«Cumplí con mis objetivos en su totalidad»

La idea de estudiar fuera del Perú, el conocer culturas y realidades diferentes a la nuestra, siempre estuvo en mi mente. Eso me llevó a realizar mi intercambio en febrero del 2014, y luego a iniciar y culminar el Programa de Doble Titulación a mitad del 2015 en Brasil, ahí donde la Arquitectura es amplia y enriquecedora.

testimonio luisa lópez brasil

Mis objetivos personales y profesionales fueron cubiertos en su totalidad. Pasé por muchas experiencias que quizá no hubiera vivido en Perú. Sin duda tomé la mejor decisión en 2013 y sigo recibiendo beneficios. La Universidade Anhembi Morumbi es una excelente opción dentro de la Red Laureate: te enseña, exige, aprendes y aplicas tus conocimientos.

Realizar un intercambio no solo es estudiar, vivir y divertirte fuera de tu país, lejos de tu familia y amigos. Es decisión y determinación, implica responsabilidad, acordarte de hacer compras en la “feria” o en el supermercado, es aprender a cocinarte y dejar todo listo por si tienes que salir muy temprano o llegar muy tarde, economizar algunas cosas y aprovechar las oportunidades, pagar el alquiler, aprender a convivir con personas con costumbres y hábitos diferentes, acostumbrarse al tráfico de la ciudad y aprender a calcular tiempo y distancia para no llegar tarde a los compromisos. Es experimentar los distintos climas, es encontrar problemas, hacerles frente y darles una solución adecuada. Todo ello nos lleva a un crecimiento personal, haciéndonos más maduros, responsables y corajudos.

Lo que puedo recomendarles es que conozcan, disfruten su estadía y sobre todo que apunten siempre al objetivo que se trazaron antes de salir de Perú. En mi caso fue obtener la doble titulación, y hoy casi lo he logrado, ya que después de graduarme en São Paulo como arquitecta en octubre del 2015 regresé a Perú a culminar en UPN – Trujillo. Ahora me encuentro tramitando el bachillerato y espero culminar con el título de arquitecta urbanista este 2016.

Con respecto a mi experiencia puedo concluir que tenemos que ser pacientes y sobre todo siempre pensar en grande. Cuando vas a un país nuevo, empiezas de cero, pero ahí radica el éxito, eso te pone un paso más adelante que otros.

Regresé a Perú con una maleta extra que no revisaron en el aeropuerto, la que estaba llena de experiencias, vivencias y conocimientos nuevos, que recordaré con aprecio y orgullo. Este intercambio me ha servido para mejorar mi vida profesional y personal, hoy me encuentro trabajando y ganando experiencia en una constructora. Sin lugar a dudas, todo el proceso me abrió las puertas a nuevas oportunidades.

Agradezco infinitamente a mi familia que me apoyó desde el primer instante en mi aventura. Jamás olvidaré el rostro de mis papás el día de mi graduación en São Paulo, son de esas emociones que te invaden, pues tanto su esfuerzo como el mío estaban siendo más que recompensados. Gracias a UPN por el apoyo, información y por el desarrollo del Programa de Intercambio, y finalmente a UAM, que me recibió con los brazos abiertos y me permitió desarrollarme y crecer en Brasil. Reto buscado, aceptado y cumplido su totalidad.

*Este post es un testimonio de Luisa Gabriela López López, estudiante de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *