«En México he logrado un aprendizaje integral»

A pocas semanas de concluir un intercambio académico en la Universidad Autónoma de México (UNAM), nuestro estudiante de Administración Edú Díaz comparte su enriquecedora experiencia en este país.

"En México he logrado un aprendizaje integral"

“Cuando has salido de tu zona de confort, empiezas a cambiar, a crecer, a transformarte”. (Roy T. Bennett)

La idea de desarrollarme desde otra perspectiva, además de vivir momentos que potencien mis fortalezas y mitiguen mis debilidades, fueron las razones por las que tomé la decisión de realizar este intercambio académico. Aunque al inicio sientes ese temor a lo desconocido, aun si nunca has salido de tu país sabes que es una aventura que valdrá la pena por el sinfín de conocimientos, experiencias, emociones y madurez que adquirirás y vivirás.

Sea que decidas realizar la movilidad con recursos propios o mediante una beca, es un reto que demanda mucho esfuerzo y responsabilidad. Desde que con mucha tristeza nos separamos de nuestra familia y abordamos el avión, nos convertimos en totalmente autónomos en lo que en adelante hagamos. Y es desde ahí donde empieza nuestro aprendizaje.

Un patrimonio llamado UNAM

Había escuchado mucho sobre la UNAM antes de venir, y por más videos que haya visto no fue suficiente para describir lo que en realidad es. Literalmente una ciudad universitaria: cuenta con su propia tienda, gimnasios, piscina olímpica, museos, teatros, biblioteca en cada facultad, transporte propio gratuito (buses y bicicletas), espacios recreacionales y hasta bebederos de agua en todas las facultades. Y por si eso fuera poco, el estadio Olímpico donde se realizaron las Olimpiadas de 1968. Visitarlo y ver jugar al equipo de los Pumas -el equipo de la universidad- fue una sensación incomparable. Lo mejor de ahí es hacer el Goya con todos los aficionados.

Eso sin mencionar su excelencia académica, por lo cual la UNAM es reconocida mundialmente. Además, no solo ofrece una amplia oferta de materias académicas, sino también fomenta el desarrollo de habilidades culturales, artísticas y deportivas en sus alumnos.

Una característica muy diferente a UPN es la asignación de “libre cátedra” para los maestros. Considero que gracias a ello estoy desarrollando la habilidad de flexibilidad pues estoy obligado a adaptarme a la metodología del docente experto en su materia.

"En México he logrado un aprendizaje integral"

Edú manifiesta que ha podido conocer novedosos aspectos del mercado bursátil en la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero sin duda lo más destacado de la Facultad de Contaduría y Administración es la oferta de cursos empresariales. Son 51 materias dictadas cada una dentro de organizaciones mundialmente reconocidas. Algunas de estas son: Apple, BBVA Bancomer, Bancomext, Banorte, Bolsa Mexicana de Valores, Delloite, Grupo Modelo, IBM, Manpower, L’oréal, Siemens, Toks. Una oportunidad como tal no se puede desaprovechar. Por ello, en mi caso, llevo el curso de Mercado de Valores e Instrumentos Financieros de Inversión en AMIB (Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles), lo que me permite conocer lo bien constituido que está el sistema financiero de México, aprender sobre nuevos temas del mercado bursátil que desconocía y ahondar más en otros, y hasta la forma como antiguamente se llevaban a cabo las operaciones dentro de la Bolsa de Valores. Todo un mundo nuevo para mí.

Otra gran oportunidad que se nos da aquí, aunque esta es más por parte de los docentes, es el acceso a empresas para desarrollar la materia. Como lo es en el curso de Sistema de Gestión de la Calidad, donde el propio profesor nos brindó la organización para hacer la documentación de ese proceso. Y no solo eso, sino la aceptación de los dueños de las empresas en brindarnos información para un mejor trabajo. Menciono esto porque es sin duda la parte que más me ha costado en mis nueve ciclos de estudio en el Perú.

La grandeza hecho país: México

Si me pidieran una palabra que describa este país en el que llevo cuatro meses, diría grandeza. Esto abarca su cultura e historia. Solo en Ciudad de México hay casi 200 museos, siendo la segunda con mayor número en el mundo. Cada uno de ellos permite conocer un poco más acerca de su propia historia, personajes y hechos.

Aparte de ello, hay infinidad de lugares por visitar. Pondré como ejemplos el Nevado de Toluca y la ciudad colonial de San Miguel de Allende. Tampoco puedo dejar de mencionar la variedad de platos típicos de este país, por cierto, declarados patrimonio de la humanidad. Quiera o no, uno cae en la tentación de los tacos al pastor, que además se pueden adquirir en cualquier esquina.

"En México he logrado un aprendizaje integral"

Grandes amigos. «Mis compañeros mexicanos han sido muy simpáticos y atentos», señala nuestro estudiante.

Para terminar, debo decir que los compañeros que he conocido son muy empáticos al entender la situación de los estudiantes de intercambio. No hay quien no muestre simpatía y pregunte sobre cómo nos sentimos o qué es lo que más nos ha gustado sobre su país. También son muy atentos a cualquier consulta sobre el significado de una palabra, la ruta para llegar a algún lugar o comprar algo.

Me queda solo un mes para poner fin a esta historia y volver a mi país. Aunque aún me falta mucho por conocer y aprender, el hecho de haber salido de mi zona de confort me ha permitido alcanzar un aprendizaje integral y saber que puedo superar cualquier reto en adelante. Por ello, recomiendo a todos los que forman parte de la comunidad UPN a que se atrevan a escribir su propia historia de transformación.

*Este post es un testimonio de Edú Díaz Zari, estudiante de la carrera de Administración de la Universidad Privada del Norte.

Conoce sobre otras experiencias internacionales de estudiantes UPN ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *