Investigadores UPN desarrollan innovadora máquina para el lavado y secado de café

Mecanismo desarrollado por nuestros investigadores para el tratamiento del café genera importantes ahorros y una mejor calidad del grano mediante un procedimiento eco amigable.

café

En un alto porcentaje,  el proceso de lavado y secado de café en nuestro país se realiza de forma tradicional. El invento de nuestros investigadores integra estas dos etapas con significativas ventajas. (Foto: andina.pe)

Solo después del agua, el café es la bebida más consumida del mundo y en el Perú este maravilloso grano es uno de los principales productos agrícolas tradicionales de exportación. En este contexto, un equipo de investigadores de UPN, dirigido por nuestro docente Jorge Luis Contreras, ha llevado adelante un proyecto que reúne grandes ventajas en los procedimientos que realizan los caficultores: la máquina automática para lavado y secado de granos de café mediante emisión infrarroja, inventada por nuestro bachiller en Ingeniería Mecatrónica William Robinson Tejada Benites.

Tecnología que garantiza la calidad del café con ahorro de tiempo, energía y agua

“Se trata de una máquina que realiza automáticamente los procesos de lavado y secado, a diferencia de otras que los ejecutan de forma independiente, con lo cual el tiempo empleado en esta operación se reduce de manera significativa”, explica nuestro docente.

Añade que el sistema consta de una tolva en forma de U donde se deposita los granos de café despulpados. Un motor reductor coaxial unido a un sistema helicoidal Ribbon Blender permite un mezclado uniforme del grano y hace que este durante el proceso de lavado se friccione con otros para desprender rápidamente el mucílago (sustancia viscosa presente en ciertos vegetales).

 

Para el proceso de secado se utiliza una placa calefactora de infrarrojo lejano, que es una onda capaz de calentar cosas u objetos mediante un mecanismo de vibración molecular. Este dispositivo empotrado en la tapa de la máquina cuenta con cuatro extractores de aire, dos de los cuales absorben el vapor producido en este proceso mientras los otros dos controlan la temperatura, así como con un sensor de humedad absoluta que permite calcular el porcentaje de humedad del grano, un parámetro evaluado en la calidad del café.

El secado del café es una instancia crítica, ya que si no es realizado uniformemente el grano tiende a germinar y propicia la proliferación de bacterias. En función del clima, el proceso de secado tradicional o manual puede durar de siete días a más. La máquina desarrollada por nuestros inventores soluciona esta variable, pero además el secado mediante el sistema de infrarrojo lejano conserva las propiedades organolépticas y nutricionales del café al secar el grano de adentro hacia afuera, aparte de concentrar sus sabores.

“Tenemos de esta manera una máquina que realiza dos importantes procesos con un ahorro de tiempo, energía y agua. El tablero de control es sencillo y de fácil manejo para el operario. Es asimismo un sistema de costo accesible a diferencia de los que existen en el mercado, y con la patente obtenida las perspectivas de comercialización son alentadoras. Finalmente, es una máquina eco amigable ya que no desprende sustancias contaminantes y al tener un consumo eléctrico menor se puede utilizar paneles solares para su alimentación”, señala el profesor Contreras con relación a las ventajas del sistema.

Al igual que nuestros investigadores, si te atrae la inventiva tú también puedes desarrollar ideas y proyectos que tengan un impacto positivo en la vida de las personas y en actividades empresariales.

Conoce más sobre los logros en investigación de nuestra Facultad de Ingeniería ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *