Equipo UPN obtiene el segundo lugar en Hackathon La Positiva

Equipo UPN obtiene el segundo lugar en Hackathon La Positiva

Emiliano Lam, líder del equipo UPN que con el proyecto “Alarma de sueño para transportistas” consiguió este logro, nos brinda detalles sobre sus alcances.

El desafío era el siguiente: durante 24 horas los equipos participantes debían desarrollar un dispositivo que permitiese solucionar algún problema real del entorno local. Las áreas en las que podían trabajar eran las de “Prevención ante Desastres Naturales” y “Salud Digital”.

“Aunque no habíamos desarrollado anteriormente un prototipo orientado a la seguridad vial, encontramos en este campo una problemática que hasta la fecha no ha sido tocada. Así que fuimos a la hackathon con objetivos bien definidos y una propuesta en mente para hacerla realidad”, nos cuenta Emiliano Lam, estudiante de Ingeniería de Sistemas, quien en compañía de Jorge Teofanes y Piere Alexander, de las carreras de Ingeniería Electrónica e Ingeniería Mecatrónica, conformaron el equipo que desarrolló el proyecto “Alarma de sueño para transportistas”.

Con especial utilidad para las empresas de transporte de pasajeros, se trata de una aplicación que permite enviar señales e información sobre el estado en que se encuentra manejando el conductor.

“Quisimos abordar el tema de la seguridad vial en carreteras tomando como referencia las vías hacia el interior del país, donde la mayoría de veces un error humano se suma al paisaje agreste de las mismas y puede costar la vida de las personas que viajan en un bus, independientemente de si este es de una empresa formal o no. La tecnología en ese campo está muy avanzada por algunas marcas, pero parece que se ha dejado en el olvido el elemento más importante, el factor humano, la persona que maneja el bus. Si una persona conduce en estado etílico, no interesará qué tan caro y moderno sea el vehículo que los lleva. El destino de los pasajeros estará en riesgo”, explica Emiliano con relación a las consideraciones que tuvieron en cuenta para desarrollar su proyecto.

Dos equipos UPN lograron pasar a la segunda etapa de la Hackathon La Positiva.

Dos equipos UPN lograron pasar a la segunda etapa de la Hackathon La Positiva.

Así, complementa, el dispositivo busca enfocarse en el conductor, se instala en la cabina de conducción y mediante múltiples sensores se puede determinar bajo ciertos patrones si la persona que maneja se encuentra en estado etílico o con una conducta irregular al manejo normal de un vehículo. Luego, haciendo uso de la tecnología más extendida en el territorio nacional -GSM- se envían alertas a las partes interesadas vía mensajes de texto.

Emiliano revela que su equipo se constituyó gracias a la gestión de Katherine Llanos, coordinadora de la carrera de Ingeniería de Sistemas Computacionales, y José Luis Cerrón, director de la Facultad de Ingeniería, quienes realizaron la selección de estudiantes animándolos a comprometerse con sus proyectos. “Considero que la conformación de equipos multidisciplinarios fue un punto clave de nuestra participación en la Hackathon de La Positiva Seguros. Que dos equipos de UPN hayan logrado pasar a una segunda etapa y lograr los primeros lugares de solo diez seleccionados entre 30 equipos de Lima y otras regiones del país solo es posible en base a compromiso, esfuerzo y objetivos”, destaca.

El prototipo desarrollado por nuestros competidores es completamente funcional en una escala pequeña y adaptable a un entorno real. Dado que la fabricación fue realizada por ellos mismos, los elementos que componen el dispositivo se han logrado probar en conjunto y por separado en un ambiente especializado donde gracias al apoyo del profesor Jorge Contreras, coordinador de la carrera de Ingeniería Mecatrónica, pudieron evaluar el rendimiento de los componentes en un entorno especializado para corroborar la correcta fiabilidad del proyecto.

Nuestro estudiante considera que el proyecto en que ha participado demuestra que, como ingenieros, más que adaptarse a nuevas tecnologías, deben hacerlo a necesidades reales y sobre todo en un contexto real sobre el que se requieren soluciones inmediatas.

“Para ejemplificarlo -explica- no serviría de mucho que se desarrolle este sistema con tecnología LTE o con envío de datos hacia la nube si la realidad es que en los caminos de provincia la conectividad es muy limitada. El proyecto no puede depender solo de internet. Es por ello que decidimos utilizar la tecnología GSM que, aunque lleva muchos años con nosotros, es funcional como lo hemos demostrado y su uso depende del contexto en el que se encuentra nuestra realidad problemática, que para este caso aplica perfectamente”.

Por otra parte, con un enfoque comercial, Emiliano manifiesta sobre el dispositivo desarrollado: “lo veo como la solución perfecta para cualquier compañía de transporte que desee obtener una estadística del comportamiento de sus conductores. Estas compañías no solo se deben preocupar por adquirir buses de última generación, sino también porque las personas que colocan a cargo de ellos por largas horas puedan estar en toda su capacidad”.

Para terminar, Emiliano destaca la adquisición de un nuevo laboratorio de redes por nuestra carrera de Ingeniería de Sistemas Computacionales, con computadoras de última generación capaces de procesar imágenes para soluciones enfocadas en realidad virtual, necesarias para ganar futuras competiciones, así como equipos CISCO de alta gama que podrán utilizar para realizar propuestas avanzadas en futuros eventos.

Conoce más sobre el mundo de la ingeniería ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 23 noviembre, 2018

    […] este proyecto multidisciplinario, en el que acompañan a Johanna Daniel Quispe (Ingeniería Industrial), Ronaldo Gallardo (Diseño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *