La Tecnología en el Estado

Vivimos en una época en la que la tecnología nos invade en nuestro quehacer diario.  En el hogar, en el trabajo, cuando andamos por la calle, etc.  Por ejemplo, el teléfono celular ya no solo es un equipo para hacer llamadas telefónicas, como lo fue al principio.  Ahora podemos hacer miles de cosas con ese aparatito cada vez más pequeño, como chatear, entrar a internet, escuchar música, ver un video, tomar fotos, entre otros.21-como2

Y este avance tecnológico se aplica a diferentes áreas y especialidades, como son le educación, la medicina, el trabajo, etc.  Es así que nacen la teleeducación, la telemedicina, el teletrabajo y diversas opciones en las que la tecnología juega un rol fundamental, facilitando la forma de hacer las cosas.

De esta manera, en nuestros hogares cada vez tenemos más comodidades gracias al uso de estas tecnologías.  Las empresas privadas son más eficientes y productivas al utilizar en sus operaciones modernas tecnologías.  Y las instituciones públicas no deberían ser ajenas al uso de las mismas.

Nuestro Estado Peruano es bastante grande, con una gran cantidad de Ministerios, Gobiernos Regionales, Municipalidades (Provinciales y Distritales), OPD (Organismos Públicos Descentralizados), entre otros.  Y todas estas instituciones deberían utilizar estas modernas tecnologías, tanto a nivel de hardware como de software.

Es cierto que existen algunas instituciones que se han modernizado significativamente y utilizan tecnologías bastante modernas.  Por ejemplo en el Callao, en el Centro Comercial Mall Aventura, existe una oficina donde se pueda hacer cualquier trámite de la RENIEC de diversos Distritos y todo en un solo lugar.  Esto es de gran ayuda para el usuario pues le brinda una serie de facilidades para poder obtener una copia de su partida de nacimiento o partida de matrimonio, por ejemplo. Existen también en esta misma institución (RENIEC), máquinas en las que ingresando un monto determinado, se puede obtener esta documentación, de manera fácil y sencilla, tipo máquinas expendedoras.

Pero por otro lado, existen muchas instituciones que se encuentran bastante rezagadas en el uso de estas modernas tecnologías.  Algunos Ministerios, algunas Municipalidades y la situación es peor en provincias.  Y ni qué decir de las comisarías.  Encontramos aún en provincias comisarías que aún utilizan las máquinas de escribir, que re usaban hace más de 30 años.

Hay instituciones que siguen utilizando el papel impreso, para diversos trámites, cuando se cuenta ya con los sistemas de digitalización, que hacen ahorrar dinero y además se contribuye con el cuidado de nuestro medio ambiente.

tecnologiaEn el sector salud también es importante incorporar esta tecnología, lo que se conoce como la telemedicina.  Sobre todo en aquellas zonas rurales de nuestro país, donde difícilmente habrá un especialista en la posta médica (un cardiólogo por ejemplo).  Para ello existen equipos altamente especializados, que pueden ser operados por un técnico y vía línea telefónica, el médico especialista que se encuentra en el hospital de la ciudad más cercana, puede realizar un diagnóstico del paciente ubicado en la zona rural de manera rápida y sencilla.

Otro ejemplo es Brasil, donde desde el gobierno central se decidió que todas las instituciones del Estado utilicen software libre en lugar de software propietario. Esto le origino al Estado de Brasil ahorros de varios miñones de dólares en el pago de licencias, dinero que puede ser utilizado para atacar las necesidades de salud o educación que tienen aquellas personas menos favorecidas.

Se ha avanzado mucho en algunas instituciones de nuestro país, pero aún falta mucho por recorrer.  Para ello no solo es necesario contar con el presupuesto necesario para implementar las mismas, tanto a nivel de hardware como de software, sino que las personas que dirigen las mismas le den la debida importancia y cuentan con esa visión de futuro.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *