Inteligencia artificial: ¿es comparable ya a la inteligencia humana?

Inteligencia artificial: ¿es comparable ya a la inteligencia humana?

ABC.es

Se trata de una pregunta antigua y es indudable que en los últimos tiempos, a la luz de los avances en el campo de la inteligencia artificial, el debate en torno a ella se ha intensificado: ¿podrá algún día la máquina superar la inteligencia humana?

Tal vez alentados por los futuristas escenarios que propuso el cine de ciencia ficción en las primeras décadas del siglo XX, los especialistas del campo de la robótica han logrado desarrollar artefactos capaces de realizar actividades a semejanza de los seres humanos. En ese sentido, hay quienes sostienen que el hombre estaría cerca de culminar una aspiración milenaria, a saber: que las máquinas hagan por él los trabajos que se le presentan más tediosos y complejos.

Medio siglo atrás, cuando la tecnología comenzaba su andar por este terreno, se sostenía que la posibilidad de que la máquina llegase a tener una inteligencia comparable a la humana era muy remota. Sin embargo, como señala el profesor Keith Darlington en un artículo para la revista Open Mind del BBVA, «ahora muchas personas pertenecientes a la comunidad de la inteligencia artificial piensan de manera muy distinta».

Algoritmos omipresentes

En el mundo actual los algoritmos han cobrado especial importancia y ello tiene explicación. El astrofísico español Sergio C. Fanjul refiere que si bien los algoritmos -utilizados hace centurias- son secuencias de indicaciones que aplicadas sistemáticamente a unos datos de entrada apropiados resuelve un problema, con la llegada de las computadoras tomaron mucho más protagonismo y definitivamente están cambiando el mundo.

«Una computadora cuenta con una memoria, instrucciones (programa), unas operaciones elementales, una entrada y una salida», explica Ricardo Peña, profesor de la Facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid. Y añade que lo más interesante es que se trata de una máquina universal, que puede llevar a cabo cualquier programa que se le indique.

Aun cuando los algoritmos se conocen desde los tiempos de Babilonia y la computadora tiene entre nosotros alrededor de 40 años, los primeros están en boga debido a que las computadoras pueden calcular mucho más rápido que un cerebro humano. Adicionalmente debe considerarse que desde la aparición de internet los progresos han sido significativos y se están logrando cosas que no parecían posibles, verbigracia la inteligencia artificial o el big data.

Los algoritmos se usan para predecir resultados electorales, conocer nuestros gustos y el mundo del trabajo se va algoritmizando: las diferentes tareas se convierten en algoritmos y se automatiza el trabajo”, explica Miguel Toro, catedrático del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Sevilla.

Las únicas tareas no algoritmizables, por el momento, son las relacionadas con la creatividad y las emociones humanas. Si bien se suele argumentar que la Revolución Tecnológica creará nuevos puestos de trabajo, Toro cree que nunca serán tantos como los empleos destruidos y que se concentrarán en personas y países con la suficiente preparación.

Máquinas que aprenden

La preocupación en torno a los alcances que podrían llegar a tener las máquinas inteligentes se acentuó algunos meses atrás cuando la revista Science dio a conocer que científicos de la empresa Vicarious, especializada en inteligencia artificial, habían creado un programa capaz de interpretar los códigos captcha, un filtro ideado precisamente para diferenciar a humanos de máquinas.

Quienes estuvieron detrás del proyecto señalaron que habían preparado a la máquina para que pueda hacer asunciones sobre cosas que nunca ha visto y responder a preguntas para las que no ha sido entrenada. ¿Supone esto que hemos llegado finalmente al momento en que la máquina es capaz de aprender por sí sola?

El profesor Darlington sostiene que las relaciones entre los seres humanos y la inteligencia artificial se desarrollará en la medida en que las personalidades simuladas resulten más convincentes y los dispositivos inteligentes se comuniquen con nosotros utilizando el lenguaje natural de forma similar a como ocurre en una conversación con otros seres humanos.

Inevitablemente, habrá otros muchos ejemplos de aplicaciones avanzadas de la inteligencia artificial que tenderán a extenderse, ya que los algoritmos de inteligencia de máquina se utilizarán en distintas aplicaciones. Es probable que dichos algoritmos resulten ubicuos, teniendo una fuerte presencia en nuestras vidas, concluye Darlington.

Conoce más sobre temas de ciencia y actualidad ingresando a nuestra plataforma de blogs.

Fuentes:

https://retina.elpais.com/retina/2018/03/22/tendencias/1521745909_941081.html

https://www.bbvaopenmind.com/inteligencia-artificial-3-el-futuro/

https://elpais.com/elpais/2017/10/26/ciencia/1509013844_944135.html

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *