Hiroshima y Nagasaki: 73 años después

Hiroshima y Nagasaki 73 años después

National Geographic.

El general Alfred Jodl, jefe de Estado Mayor del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, había firmado el acta de rendición incondicional de Alemania ante las fuerzas aliadas el 7 de mayo de 1945. Sin embargo, la capitulación alemana no supuso el fin de la Segunda Guerra Mundial, pues en la zona del Pacífico Japón mantenía en pie sus aspiraciones de ejercer la hegemonía luego de ofrecer a varias naciones liberarlas del yugo europeo.

Cuatro años antes, el 7 de diciembre de 1941, el ataque inadvertido de la aviación japonesa sobre la base estadounidense de Pearl Harbor había determinado la intervención activa de los norteamericanos en la Segunda Guerra Mundial, declarándole la guerra a Japón. Durante todo este tiempo las tropas de ambos países libraron duras batallas en territorio chino y sobre las aguas del Pacífico.

La encarnizada contienda en varios frentes de la SGM llevó al gobierno estadounidense a iniciar un proyecto secreto bajo el nombre de «Proyecto Manhattan». Se trataba de desarrollar un arma que equilibrara el poder de los aliados frente a sus rivales ante la posibilidad de que Alemania obtuviera la primera bomba atómica, y en el proyecto participaron Robert Oppenheimer, Niels Böhr y Enrico Fermi, entre otras personalidades de la ciencia. Finalmente, el 16 de julio de 1945, tuvo lugar el primer ensayo atómico en el desierto de Nuevo México.

 

La mañana del 6 de agosto de ese mismo año, exactamente a las 8:15, la ciudad industrial de Hiroshima era estremecida por una detonación sin precedentes. A 600 metros de altitud acababa de estallar la primera bomba atómica. Tenía un nombre inofensivo -Little Boy-, pero llevaba dentro una carga de más de 4 toneladas y media de uranio-235 que cobró la vida de 140,000 personas. Una densa nube vertical de seis kilómetros fotografiada por George Caron, artillero de cola del Enola Gay, el avión desde el que fue lanzada la bomba, es un nebuloso registro de aquel acto de destrucción.

Tres días después, el 9 de agosto, otra bomba de casi 5 toneladas de plutonio -Fat Man- fue detonada sobre la ciudad de Nagasaki provocando la muerte de más de 70,000 personas. El Imperio de Japón se rindió incondicionalmente una semana más tarde aceptando la Declaración de Postdam, firmada entre Estados Unidos, Reino Unido, la República China y la Unión Soviética.

Hiroshima y Nagasaki 73 años después

National Geographic. Sobrevivientes de Hiroshima a pocas horas de la explosión.

Las secuelas de estas dos mega explosiones nucleares persisten 73 años después. Aunque los días en que ocurrieron las detonaciones se produjeron muertes instantáneas por efecto de la onda expansiva, la energía térmica generada y la radiación ionizante inicial, aún se cuentan por miles las personas que cada año requieren atención por enfermedades relacionadas con la radiación. Se estima que las bombas de Hiroshima y Nagasaki han provocado a la fecha más de un cuarto de millón de muertes.

Valga la ocasión para recordar que las guerras, más allá de los argumentos que se expongan, no tienen razón ni justificación.

Accede a un interesante reportaje fotográfico de National Geographic pulsando aquí.

Conoce sobre otros temas de historia ingresando a nuestra plataforma de blogs.

Fuentes:

https://elpais.com/elpais/2015/08/08/ciencia/1439021562_402040.html

https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/bombardeos-hiroshima-nagasaki-wwii_10590/23

https://www.abc.es/ciencia/abci-terror-radiactivo-hiroshima-y-nagasaki-201608131823_noticia.html

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Si estás interesado en estudiar en UPN, déjanos tus datos y te contactaremos a la brevedad.

Un momento, estamos procesando la información ...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *