TIC, competencia docente e integración a los procesos de enseñanza-aprendizaje

TIC, competencia docente e integración a los procesos de enseñanza-aprendizaje

Las TIC ofrecen posibilidades en el uso de herramientas para el proceso de enseñanza-aprendizaje y son concebidas desde una nueva perspectiva que dista de la definición del proceso tradicional que impera hasta hoy.

El nuevo enfoque de dicho proceso se basa en el trabajo autónomo, colectivo y colaborativo de los estudiantes, quienes asumen un rol protagónico en la construcción de su propio conocimiento, el cual se enriquece con los aportes de sus pares. En consecuencia, el rol del docente deja de ser el centro de este proceso y se convierte en guía para asegurar que los estudiantes se desenvuelvan apropiadamente y logren culminar su aprendizaje con éxito.

Integrar las TIC en los sistemas educativos no es un proceso inmediato. Las investigaciones al respecto coinciden en que, primero, se deben garantizar aspectos clave como contar con políticas y estrategias que promuevan la adquisición de infraestructura básica, asegurar el acceso a esta infraestructura, capacitar a los estudiantes en el uso de las TIC y adecuar este uso en el currículo educativo.

Asimismo, si nos centramos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, esta nueva forma de acceso a la información ha modificado de modo radical el rol del profesorado. Anteriormente, el docente seleccionaba y secuenciaba la información que llegaba al estudiante, el cual construía su conocimiento atendiendo a los estímulos facilitados por el profesor, quien era la puerta de entrada al mundo del conocimiento. El alumno, ante cualquier problema, acudía al profesor de manera habitual para despejar dudas. Hoy le resulta mucho más rápido acudir a Internet.

Dentro de las principales competencias del docente universal podemos mencionar:

  • Verse como guía y mediador para facilitar la construcción de aprendizajes.
  • Proporciona oportunidades para poner en práctica nuevos aprendizajes.
  • Propone actividades que permitan plantear y solucionar problemas.
  • Presenta los contenidos de las sesiones en una estructura coherente.
  • Ajusta la ayuda pedagógica a las necesidades de los estudiantes y facilita métodos y recursos que respondan a sus motivaciones, intereses y capacidades.
  • Evalúa resultados de forma continua y personalizada.

Por otro lado, la UNESCO (2004) señala que, en el área educativa, los objetivos estratégicos apuntan a mejorar la calidad de la educación por medio de la diversificación de contenidos y métodos, la promoción de la experimentación, la innovación, el uso compartido de información y de buenas prácticas, la formación de comunidades de aprendizaje y la estimulación de un diálogo fluido sobre las políticas a seguir. Con la llegada de las tecnologías, el énfasis de la profesión docente está cambiando desde un enfoque centrado en el profesor que dictaba clases magistrales hacia una formación centrada en el alumno dentro de un entorno interactivo.

La era virtual exige cambios en el mundo educativo y los profesionales de la educación tenemos múltiples razones para aprovechar las posibilidades que proporcionan las TIC e impulsarnos hacia un nuevo paradigma centrado en la actividad de los estudiantes, la alfabetización digital, la reducción del índice de fracaso en las habilidades lingüísticas y matemáticas y la creciente multiculturalidad de la sociedad.

*Este post es una colaboración de Maricarmen Descalzi, docente del Departamento de Estudios Generales de la Universidad Privada del Norte.

Bibliografía

Cabero, J. (2004). Reflexiones sobre la brecha digital. En F. Soto y J. Rodríguez (eds), Tecnología, educación y diversidad: retos y realidades de la inclusión digital, Murcia, Consejería de Educación y Cultura.

Cabero, J. (2006). “Las TIC y las inteligencias múltiples”, Infobit. Revista para la difusión y uso educativo de las TIC.

Martínez, F. (2006). La integración escolar de las nuevas tecnologías. En Cabero; J. (dir), Nuevas tecnologías aplicadas a la educación, Madrid, Mc-GrawHill.

Santiago, Ana et. al. (2010). “Evaluación Experimental del Programa ‘Una Laptop por Niño’ en Perú”. Pág. 28 – http://www.eduteka.org/EstandaresDocentesUnesco.php

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. José dice:

    El uso de las TIC sigue ampliándose por sus buenos resultados y su gran aceptación por el alumnado. Debe conseguirse que todos los centros las utilicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *