Vigencia de la obra de Rulfo a un siglo de su nacimiento

vigencia de la obra de rulfo a un siglo de su nacimiento

No es necesario ser prolífico para demostrar capacidad para la creación literaria. El escritor mexicano Juan Rulfo es prueba de ello. Al conmemorarse el centenario de su natalicio sería interesante recordar sus méritos. Considero que, en Rulfo, hay que reconocer dos aspectos: por un lado, la identificación con su cultura y, por otro, la renovación del lenguaje mediante recursos que despiertan el interés y, con esto, levantar el telón del denominado boom latinoamericano.

En cuanto a la identificación con la cultura, con el ambiente, se debe precisar que también lo realizaron Güiraldes, Arguedas, Gallegos, Icaza, Azuela, entre otros. En ese sentido, para Rulfo es importante recoger las variantes dialectales de su país a fin de plasmarlo en sus textos, tal como se aprecia en el cuento Paso del norte:

– Me voy lejos, padre; por eso vengo a darle el aviso.

– ¿Y pa ónde te vas, si se puede saber?

– Me voy pal Norte.

– ¿Y allá pos pa qué? ¿No tienes aquí tu negocio? ¿No estás metido en la merca de puercos?

Es clara la presencia de dialectos y mexicanismos en sus textos, como en Pedro Páramo: “Fue muy fácil encampanarse a la Dolores”. Esta necesidad de vindicar a su cultura es la que llena de identidad a la nación mexicana y a toda América. La aparente sencillez en el lenguaje solo busca transmitir una enseñanza por parte de Rulfo, de ahí la necesidad de incorporar hechos históricos y matizarlos con diálogos que conduzcan a la reflexión tal como se ve en ¡Diles que no nos maten!:

– ¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad.

Esta identificación social se repite en el relato Es que somos muy pobres:

– Aquí todo va de mal en peor. La semana pasada se murió mi tía Jacinta, y el sábado, cuando ya la habíamos enterrado y comenzaba a bajársenos la tristeza, comenzó a llover como nunca.

Mención aparte merece Pedro Páramo, donde el autor construye un universo caótico a causa del pecado, de las ansias revanchistas o la vindicación de un orden individual, social y político. Por eso las sombras de los muertos se resisten a quedar en el olvido sin antes liberarse de sus males, calmar sus ansias revanchistas y, mientras tanto, se enfrascan en el fango del remordimiento.

Por otro lado, está la renovación del lenguaje mediante la incorporación de recursos literarios. Así encontramos el uso de monólogo interior o las diversas perspectivas del narrador que involucran al lector. Es así que la innovación en Rulfo y el uso del lenguaje como parte de su discurso narrativo lo erigen en una dimensión estética propia que aporta a la renovación de la literatura en Latinoamérica. Por eso, al conmemorarse los cien años de su natalicio no nos queda más que reconocer el mérito del escritor mexicano y su aporte a América y al mundo.

*Este post es una colaboración de Carlos Borda, docente del Departamento de Estudios Generales de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *