Docencia y comunicación, claves para la tarea formativa

docencia y comunicación, claves para la tarea formativa

Las relaciones humanas en cualquier contexto tienen como soporte básico la comunicación. Si facilitamos los mecanismos para que se produzca de forma natural y, además, hacemos que esta comunicación se desarrolle en un clima ético y de libertad, habremos dado el primer y más importante paso de cuantas actividades se nos presentan en el mundo docente.

El vínculo entre los conceptos de educación y comunicación debe analizarse a partir de que la educación es un fenómeno social que implica relaciones de enseñanza-aprendizaje (Meléndez ,1895). La comunicación interpersonal e intermedia es característica del ámbito escolar puesto que los participantes se relacionan cara a cara y comparten cierta finalidad. Sin embargo, la bidireccionalidad en la comunicación no es sólo una cuestión entre dos personalidades, es también un proceso de comunicación interna.

En la actualidad, ya transcurrida la primera década del siglo XXI, nos encontramos inmersos en una nueva etapa, donde la sociedad del conocimiento impone sus reglas y hace emerger nuevas necesidades relacionadas con la comunicación, con una nueva comunicación. El cambio tecnológico está afectando al modo como nos comunicamos, al modo como accedemos y manipulamos la información, al modo, en definitiva, como “creamos” el conocimiento.

En el campo de la docencia, el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en las aulas se ha ido implementando paulatinamente de manera que ya constituyen herramientas imprescindibles en la enseñanza. Las necesidades, expectativas, exigencias y retos que tiene hoy el sistema educativo reflejan, a la vez que condicionan, las tareas que desempeñamos los profesionales de la educación. Dentro de estas tareas ocupa un lugar prioritario la necesidad de que los actuales docentes poseamos un conocimiento y un manejo exquisito de los procesos comunicativos y de cómo aplicarlos en nuestra tarea docente.

Ampliar el horizonte de la comunicación interna hacia la dimensión del conocimiento compartido y de las relaciones humanas constituye una apertura y, sobre todo, una respuesta a la demanda y las necesidades que tienen los nuevos centros educativos y las personas que los constituyen. Hemos llegado al punto en que tenemos que revisar la educación, como consecuencia de las nuevas tecnologías y como consecuencia de esta sociedad del conocimiento que las crea. Ante nosotros hay unas herramientas impresionantes que permiten que los procesos de aprendizaje sean mucho más personalizados, mucho más flexibles, algo que no sólo afecta a los procesos, sino también a las metodologías y a los contenidos.

Las nuevas tecnologías y un buen manejo de las TICs son imprescindibles en la educación del siglo XXI, por lo que es necesario llevar a cabo en el ámbito educativo todas las transformaciones que sean necesarias para adaptarse a una sociedad en permanente cambio. Sin duda alguna, entre dichas transformaciones ocupa un lugar importante la necesaria adaptación del docente, que éste posea una serie de competencias tecnológicas básicas al mismo tiempo que destreza en el manejo de las nuevas tecnologías. Además, debe preparar a sus alumnos para convivir con los medios tecnológicos actuales con el fin de promover una reflexión crítica tanto en su uso como en su participación, pues qué duda cabe que saber convivir con ellos es hoy en día una necesidad y se requiere una sensibilidad especial para relacionarse, servirse y utilizar estos nuevos medios de y para la educación.

*Este post es una colaboración de Alberto Fernández Meilan, docente del Departamento de Estudios Generales de la Universidad Privada del Norte.

Fuentes:

RODRIGUEZ ILLERA, J. (2004) .El aprendizaje virtual: enseñar y aprender en la era digital. Rosario. Homo Sapiens

ALIAGA y BARTOLOMÉ .El impacto de las nuevas tecnologías en educación.

Recuperado de: https://www.uv.es/aliaga/curriculum/Aliaga&Bartolome-2005-borrador.pdf

ZÁNGARA, ALEJANDRA. Uso de nuevas tecnologías en la educación: una oportunidad para fortalecer la práctica docente.

Recuperado de: http://www.puertasabiertas.fahce.unlp.edu.ar/numeros/n5/zangara 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *