Bicentenario nacional: ¿causalidad o casualidad educativa?

educación perú estudios generales

La razón de este problema sin rescate aparente fue la creación de institutos pedagógicos en los gobiernos de Alberto Fujimori y Alejandro Toledo, así como de facultades de educación que gradúan a personas no aptas para el proceso de enseñanza-aprendizaje. Estas instituciones ofertan gran cantidad de vacantes con regulaciones que han sido creadas dentro de las facultades de educación y pedagógicos, verdaderas fábricas de profesores, pauperizando la carrera docente.

Las universidades tienen una noble e importante misión descrita en leyes y reglamentos: constituirse en centros generadores del conocimiento que deberá ser divulgado a través de la enseñanza y proyectado al entorno social. No obstante, los indicadores de producción científica en las universidades dan cuenta de una baja productividad en relación al ámbito mundial. La razón de todo problema educativo se debe también a las grandes estructuras del poder que determinan el devenir de la educación y de los sistemas educativos globales.

Al margen de esta situación cabe resaltar lo de la región de Moquegua, que por tercer año consecutivo y por amplio margen supera en sus niveles de comprensión lectora y resolución de operaciones matemáticas a otras regiones. Según datos de RPP, “en Moquegua 63 de cada 100 niños comprende perfectamente lo que lee, casi el doble de lo que sucede en Piura. Asimismo, el 43% de los alumnos alcanza un nivel satisfactorio en matemáticas. En contraste, en Cajamarca solo un 13% de escolares lo hace”.

También hay estadísticas que muestran un porcentaje de alumnos que alcanzaron los objetivos de aprendizaje esperados en la competencia comprensión de textos o en el área matemática. De acuerdo a la estructura curricular vigente, los resultados reflejan que Moquegua tiene un 59.2% de logro, por lo que es el más alto del país, mientras que Apurímac tiene 14.5%, Ayacucho 13.7%, Huancavelica 13.6%, Huánuco 12.9% y Loreto un 6.3%.

¿Por qué no descentralizar el sistema escolar como lo hizo Nueva Zelanda en 1989, transfiriendo la gestión educativa a las escuelas y eliminando el Departamento de Educación que cumplía las funciones que cumple el Ministerio de Educación en nuestro país?

La educación es el problema más grave del país pero es la mejor manera de crecer y reducir la desigualdad. Una buena educación pública y privada genera oportunidades, igualdad y crecimiento. Si en los próximos años no se encuentra una solución, tendremos mayores conflictos sociales, económicos e indicadores educativos paupérrimos.

Otro craso error es la no involucración de los padres de familia en el sistema educativo, que piensan que la solución de los problemas recae en el colegio y/o universidad y no imparten en el hogar los necesarios valores que faciliten los logros personales y profesionales de sus hijos. La participación activa de las personas en la tarea educativa y las labores de la comunidad local permitirá un proceso continuo y ascendente que garantice la integración de la escuela con la comunidad.

En el Perú existe una educación orientada a formar una «sociedad de ciudadanos» sin la mínima expresión de un currículo serio y materias suficientes que logren una mayor aproximación al proceso de enseñanza-aprendizaje con enfoques cívicos y éticos.

Enfrentar estas transformaciones es totalmente distinto a otros años. La revolución tecnológica y el impulso de la globalización hacen que los puntos de referencia que tiene la sociedad, y en especial los estudiantes, ya no sean de carácter local. Un colegial de una zona rural con acceso a internet puede ver cómo es la educación en otros países y, si lo desea, conversar con extranjeros y conocer su avance educativo.

El fin de la educación es lograr que todo individuo adquiera no solo conocimientos, sino también ideas firmes que le permitan no ser influenciado por ideales ajenos que perjudiquen el desarrollo de su propia educación.

En palabras de Carlos Skliar, “educar es hacer cosas juntos, es dejarse afectar por el otro, no afectar al otro, es el diálogo con la conciencia recíproca de lo incompleto”. La educación es un trabajo conjunto que sirve de guía a todos por el camino del bien, empezando por el hogar y luego la escuela, donde cada uno se desenvuelva de la mejor manera, con las posibles herramientas que estén al alcance de dicha institución pero generando esa capacidad inherente de ayuda al prójimo.

*Este post es una colaboración de Aldo Medina Gamero, docente de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Jorge Lincoln Ruiz Tejedo dice:

    La Educación, el Bicentenario.Casualidad o causalidad. No hay casualidades todo tiene una causalidad. La formación docente en el Perú y, en el mundo, salvo algunas islas, ha sido deliberadamente abandonada a su suerte. No se necesitan Educadores, sólo facilitadores. Fujimori y Toledo, todos los gobiernos de esta república, pronto a cumplir 200 años, dejaron para el lado de la cenicienta a la señorita Educación. La voluntad y las decisiones de los gobiernos han estado -están- sometidas siempre a omnipotentes consensos unilaterales como el de Washington. La comprensión lectora avanzada de Moquegua, es importante,pero insuficiente, se requiere que esa generación de niños y niñas, comprendan y luchen por una nueva vida digna en el Perú, sin corruptos ni corruptores. Es decir que no alcancen sólo la calificación teórica, a través de un examen, que comprenden mejor que nadie, sino que lo hacen en relación directa con su desempeño eficiente, moral y ético por tener un mejor país y, eso pasa, por el proceso continuado que sigan comprendiendo en la secundaria, en la universidad y en la vida misma, ésta es la mejor prueba, final y definitiva.ENTONCES EL CAMBIO TRANSFORMADOR , EN PERÚ Y EN EL MUNDO, SE HABRÁ PRODUCIDO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *