¿Cómo obtener el máximo provecho del tiempo?

planificación del tiempo estudios generales

El célebre naturalista británico Charles Darwin señaló en una oportunidad que “un hombre que se permite malgastar una hora de su tiempo no ha descubierto el valor de la vida”. Esta frase nos recuerda lo poco valorado que es a veces este recurso. Tal hecho ocurre especialmente con los jóvenes, quienes desperdician mucha de su existencia ocupados en navegar interminablemente en internet o en mantener comunicaciones intrascendentes, a través de mensajes de texto, por medio de su teléfono móvil.

Como consecuencia de este hecho presentan alteraciones en la calidad del sueño, falta de concentración en los estudios, ineficacia en el desempeño de tareas y sedentarismo. A continuación hablaremos de las causas que generan este desperdicio y citaremos algunas pautas necesarias para que obtengas el máximo provecho de tu tiempo.

Según Casares (2005:107) las razones que llevan al derroche de nuestro tiempo pueden deberse a factores externos e internos. Sobre los primeros, casi siempre, no tenemos control, pues provienen de cualquier elemento del exterior como una llamada telefónica, una visita inesperada, una situación imprevista, las decisiones aplazadas, las comunicaciones e instrucciones poco claras, etc.; mientras que los segundos, los internos, son aquellos relacionados con nuestra personalidad, organización personal y autodisciplina (107), los cuales si se manejan apropiadamente nos permitirán conseguir nuestros objetivos.

Un factor importante en el logro del éxito es la planificación del tiempo. Según Cazares y Silicio (2005) planificar significa tener en claro lo que queremos lograr a plazo inmediato, corto plazo, mediano plazo y a largo plazo (109). El tiempo que invertimos en planificar se verá recompensado con un aumento en la eficacia y en la obtención de mejores resultados.

Mackenzie M. & Mackenzie A. (1999) afirman que las principales razones que nos llevan a postergar el inicio de nuestras labores se vinculan con el miedo al fracaso, la búsqueda de la perfección y la falta de motivación.

Si la tarea a realizar es compleja o difícil, las expectativas son muy altas o no estamos muy seguros de nuestros conocimientos, podemos posponer o evitar la realización de la misma. La solución está en tomar el fracaso como una oportunidad de aprendizaje. Así, si tienes temor a elaborar una tarea, proyecto o trabajo divide dicha tarea en fracciones más pequeñas y asígnales un tiempo para su cumplimiento (85).

Una segunda razón que nos lleva a retrasar nuestros deberes se relaciona con una búsqueda de la perfección que podría dejarnos paralizados. Si enfrentas una situación de este tipo simplemente fija hora y día para empezar y fecha para terminar (85-86).

Asimismo enfrentarse a una tarea poco grata es otro factor que obliga a posponer nuestros deberes, cuando es precisamente dicha tarea la que debemos realizar primero. Para superar este impase programa una fecha de inicio para esta labor y establece una recompensa que te gratifique al término de tu labor (86). Por ejemplo una salida al cine, escuchar tu música favorita o visitar a algún amigo.

A continuación exponemos algunos consejos sugeridos por Harvard Business Press que podrían ayudarte a manejar de manera adecuada el tiempo del que dispones:

  1. Elabora una lista de objetivos y mantente enfocado en ellos.
  2. Prepara un listado de cosas sencillas por hacer dentro de un rango de tiempo como un día, una semana, un mes, etc. Luego divídelas en categorías.
  3. Remarca tus logros y cumplimientos con un aspa o check.
  4. Delega funciones. No trates de hacer todas las tareas solo. Especialmente aquellas labores de baja prioridad.
  5. No permitas que labores intrascendentes te distraigan de tus propósitos.
  6. Aprende a decir “no”. Recuerda que decir siempre “sí” a todo te expone muchas veces a hacerte cargo de responsabilidades ajenas dejando de lado el cumplimiento de las tuyas.
  7. Deja tiempo en tu agenda para abordar eventos y tareas inesperadas.
  8. Separa en tu programa de actividades tiempo para tu familia y amigos.
  9. Felicítate cada vez que logres un objetivo.

*Este post es una colaboración de María Natalia Rebaza Wu, docente de la Facultad de Estudios Generales de la Universidad Privada del Norte.

Bibliografía

CASARES, D. & SILICIO, A. (2005). Planeación de vida y carrera: vitalidad personal y organizacional. México: Limusa.

HARVARD BUSINESS PRESS. (2009). Manejar su tiempo. Soluciones prácticas para los desafíos del día a día. Santiago de Chile: Impact Media Comercial.

MACKENZIE M. & MACKENZIE, A. (1999). Cómo aprovechar el tiempo al máximo. (Trad. J. García Sanchidrián).Madrid: Fundación Confemetal.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Andrés Ruiz Calvo dice:

    Es una buena elección de aprendizaje que siempre debemos de tener bien presente.

  2. Patricia dice:

    Excelente!!! consejos… me ayudo mucho.. esto me recuerda que el capital mas grande que tenemos en la tierra es el tiempo. ahora a aplicarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *