Flipped Learning y Aprendizaje Basado en Casos

Cuando hablamos del método Flipped Learning (FL) debemos considerar cuatro pilares: i) ambiente flexible, ii) cultura del aprendizaje, iii) contenido dirigido, y iv) facilitador profesional. (FLN, 2014).

upn_blog_hum_case method_30 oct

Nos referiremos ahora a este último, conocido en nuestro medio como docente universitario. En el enfoque pedagógico FL, el docente debe tener un perfil determinado y asume un papel igual o más importante que en un salón de clase tradicional. Hay algo no congruente cuando quien es docente de marketing no trabaja en este campo, o quien dicta un curso de ingeniería no trabaja, no ha trabajado o no está vinculado como asesor externo a una industria:

«En general, en los centros educativos se aplica un sistema de enseñanza basado en exámenes memoristas. Este sistema fue desarrollado durante la revolución industrial (fines del siglo XIX) y se basa en el concepto de producción en masa: el profesor (supervisor) aplica el plan (sílabo) enviado por la gerencia de producción (dirección académica) y la materia prima (alumnos) es sometida a procesos (clases) y controles de calidad (exámenes memoristas) con el fin de uniformar el producto final (graduado). Quienes lo ejecutan ignoran las inteligencias múltiples, las experiencias y ambiciones de cada alumno sobre el dictado del curso y presumen que todos deberían ser “buenos” y quienes no encajan en el sistema son “malos”. El resultado real es que los alumnos no desarrollan sus habilidades individuales y cuando se enfrentan a la cambiante realidad descubren con pesar y gran decepción que “las cosas no son como me dijeron en clase”.  (Diaz, 2012, p. 2)

Esto ocurre porque el docente repite conceptos de los textos, traslada teoría y no experiencia.

Los casos son la alternativa para que el alumno no tenga una “desagradable experiencia de compra”, porque  el “profe” compartió en clase saberes que no le sirven cuando en el trabajo le piden hacer un análisis económico-financiero-mercadológico de promociones: 2×1 o 3×2: ¿Cómo se logra ello? En una estrategia educativa basada en competencias, los casos son un paso obligado. ¿Qué se logra? Que el alumno, en el intento de encontrar la solución, aprenda. Sea cual fuera la metodología pedagógica, el fin supremo de todo docente es que sus estudiantes aprendan.

Pero surge aquí un dilema: ¿qué casos deberíamos presentar los docentes?, ¿los de nuestra propia experiencia o los de experiencias ajenas? Pienso que hoy en día no podemos hablar de ciencia sino de experiencia, por lo que si tomamos casos elaborados por otros podríamos incurrir en un conflicto ético.

El aprendizaje basado en estudios de casos es la metodología de aprender haciendo y esto se logra –entre otras dinámicas– con  el aprendizaje basado en problemas, proyectos o casos (ABC). ¿Qué dice la teoría del ABC?  (UNAD, 2015)

Los casos son la descripción breve de experiencias del docente, traídas del quehacer diario en la empresa privada con la finalidad de que los alumnos aprendan cómo el docente las solucionó o participó en la solución. Un buen caso permite la discusión de los hechos de la vida real que deben ser encarados:

«Hay que hacer sudar las neuronas, hay que resolver problemas reales de clientes reales, hay que encontrar salidas nuevas a problemas viejos (…) la intensa vocación por hacer cosas diferentes y tomar el camino difícil (…) trabajar [estudiar] mucho es el único camino para mejorar. Aprender es la prioridad número 1(…)». (José Funegra: las lecciones de un ganador, 2011, p. 17).

El objetivo es que el estudiante trabaje con esas situaciones y las analice detalladamente. El enfoque principal de la enseñanza efectiva del estudio de casos no está en la transmisión de información; está en los estudiantes, que tienen el compromiso y la determinación por avanzar en su formación universitaria. Este enfoque no trata de encontrar una respuesta correcta –los casos pueden tener varias soluciones, todas aceptadas siempre y cuando como, en el día a día, la solución considere el incremento de la rentabilidad, si hablamos de marketing- sino de explorar en una situación y utilizar hechos disponibles y habilidades analíticas para tomar decisiones razonables en un curso de acción.

El método de casos es una estrategia de enseñanza pensada en el estudiante, para el estudiante, por el estudiante. Por eso está estrechamente vinculada a la filosofía del Flipped Learning.  ¿El Flipped Learning implica cambiar nuestros modelos educativos? No precisamente. Más bien, le da sentido, ya que, en el caso de nuestra institución, su modelo educativo indica que está basado en competencias y centrado en el estudiante.

*Este post es una colaboración de Fernando Céspedes Pais, docente de la Universidad Privada del Norte.

Referencias:

Díaz, G. (2012). Fundamentos de marketing. Lima: Instituto de Publicidad y Marketing.

Flipped Learning Network (FLN). (2014) The Four Pillars of F-L-I-P™. Disponible en:

http://flippedlearning.org/cms/lib07/va01923112/centricity/domain/46/flip_handout_fnl_web.pdf

José Funegra: las lecciones de un ganador”. (2011). Mercado Negro. 12 (6), pp. 16 -17.

Universidad Nacional Abierta  y a Distancia (UNAD) (2015). Lección 60: Aprendizaje Basado En Estudio De Casos (2015). Disponible en:

http://datateca.unad.edu.co/contenidos/434206/434206/leccin_60_aprendizaje_basado_en_estudio_de_casos.html

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *