Egresada de la carrera de Administración, hoy propietaria de su propia marca «Caray Mama»

Lucia Stein Simmons nuestra egresada de la carrera de Administración, nos cuenta su experiencia al iniciar su propio negocio Caray Mama.

Ingresé a la Universidad Privada del Norte en el 2006. Al salir del colegio ya sabía que tenía que estudiar administración, sentía que me iba a servir en lo que yo haga. Me gustó el periodo de la universidad, conocí y encontré personas que me apoyaron, me sirvieron mucho los cursos que tuve en los últimos ciclos para empezar mi empresa y  creo se les debe dar más énfasis. Egresé en el 2010 e hice mi titulación en el 2011.

Toda mi carrera fue parte de una bonita experiencia, el ambiente es agradable, la universidad crecía en infraestructura y me gustó, sentí que cada año mejoraba en algo más.
Recibí ayuda de profesores que me dieron su tiempo cuando lo necesitaba, sobre todo algunos le dieron énfasis a temas que me han servido de mucho para mi negocio.
Al salir de la universidad tuve que definir si quería trabajar en una empresa o empezar mi propio negocio. Así me decidí y empecé con Caray Mamá. En mi casa siempre se hablaba de costura y diseños. Planteé la idea con mi mamá, invertimos dinero ahorrado, compramos máquinas de coser y logramos que crezca poco a poco. Ella es quien cose y yo escojo los diseños.

Empezamos con muchas ideas en mente, se escogieron los modelos y antes de la quincena de enero publiqué en Facebook la primera colección y vendimos el 70% de toda la producción. Así empezó la venta, por lo que se tuvo que hacer una sesión de fotos. Luego, fue cuestión de escoger un lugar de fácil acceso para los clientes, donde iba a hacerse la venta de las prendas directamente.

Empecé vendiendo vestidos, polos y crops. Cometí un error al querer vender distintos modelos, ya que  es difícil abarcar y descubrir todo el campo al que me dirijo.

Lo que define a Caray Mama es que marca un punto de diferencia, aprendí que eso es lo más importante. La prenda que un cliente compre puede repetirse, tal vez en cuanto al modelo, pero no en la tela ni accesorios. Es una marca exclusiva.

La primera prenda que hice la compró una de las modelos de la sesión de fotos. Luego fueron amigas y conocidos que encontraron a Caray Mama por Facebook. Fue por el “boca a boca” que empecé a recibir llamadas de quienes habían visto la página y las fotos y querían alguna prenda.

Mi público objetivo son ahora chicas entre 18 y 35 años.  Trato de guiarme de lo que está actualmente a la moda, hacer modelos que no se ven y pueden gustarles.

Lucia Stein Simmons / Caray Mama

Lucia Stein Simmons / Caray Mama

El negocio me ocupa todo el tiempo ahora. Estoy pendiente de la producción y promoción. Siempre busco generar novedad y publicar constantemente para vender. La venta de la ropa está a mi cargo y soy yo también quien lleva la contabilidad del negocio.

Mi rutina consiste en viajar a Lima para buscar el material, sobre todo las telas. Selecciono las que más me gustan y que creo que van a gustar a las chicas también. Todos los lunes, si estoy en Trujillo, compro todo el material que haga falta en el taller. De martes a domingo sigue el trabajo en mi casa, por las tardes publico nuevas cosas y actualizo la página constantemente, pero no es un trabajo estricto, también descansamos y siempre nos divertimos en lo que hacemos.

Soy muy feliz gracias a lo que hago. Sentía temor al inicio de que la ropa no llegara a gustar, luego con el tiempo, ver que a las chicas les gusta lo que haces te da ánimos y continúas. A mí me encanta ocuparme de los diseños, viajar y seguir adelante con mi marca.

Quiero que la marca siga creciendo y gustando. Planeo tener mi propia tienda tal vez para que la venta sea mucho más asequible. Actualmente vendo las prendas según la disponibilidad del cliente, pueden llamar y yo estaré dispuesta a mostrarles la prenda de la colección que deseen comprar.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *