Eloy Jáuregui, el cronista incomprendido

Eloy Jáuregui es un apasionado escritor, periodista y bloguero peruano que trabaja con la magia de la verdad y la magia de la ficción. Amante del ceviche y ferviente seguidor de Ernest Hemingway, nos habla con su estilo sincero, provocador y políticamente incorrecto. Será por ello lo de cronista incomprendido.

jáuregui el cronista incomprendido
Jáuregui propone a los jóvenes periodistas innovar en la forma de contar historias. (Foto: Agencia Andina)

Eloy, ¿por qué seguir escribiendo crónicas en estos tiempos?

Porque es la única manera de adecentar el periodismo, no son las mejores horas del periodismo en el Perú. Las empresas periodísticas están quebradas, el espíritu que corre en las redacciones es triste. No han aparecido nuevas plumas, nuevas figuras. Son los mismos de siempre: Hildebrandt, los columnistas, los tecnócratas que de vez en cuando escriben un tema interesante. También hay una crisis porque el periodismo no entendió las nuevas técnicas digitales. En este tiempo el único texto que puede tener un valor distinto es la crónica.

En este escenario digital, ¿qué estrategias usas para seducir y atrapar a ese público que está ávido de nuevas historias?

Hago lo que siempre hice, seducir y atacar con la metodología de vanguardia y de avanzada. He sido un viejo bloguero, un viejo tuitero. He hecho una práctica profunda de estas nuevas herramientas desde su aparición y soy un convencido de que la crónica es el único género periodístico que se adapta a estas nuevas formas de comunicación digital, por la variedad que tiene para ensamblar sus contenidos, por la ductilidad que tiene de acomodarse a cualquier plataforma y sobre todo por la plasticidad que tiene para cautivar, informar y seducir.

Hablas de nuevas plumas, nuevas voces. ¿Cómo hacemos para que aparezcan en medio de una élite que impide su brote? En ese sentido, ¿te has sentido discriminado o infravalorado?

Sí, me pasó más de una vez. Existen grupos de poder que tienen su propia privacidad, necesidad y mecánica. He luchado contra ellos. Por lo tanto, una voz nueva, una pluma nueva, no entra. Sí, ocurre eso y lo único que nos queda es pelearla. Creo también que depende mucho del esfuerzo y la inventiva de cada uno, es un trabajo muy personal.

¿El periodismo discrimina? ¿Hay una cuota de género? En reiteradas ocasiones, Gabriela Wiener se ha negado a participar en actividades culturales o académicas debido a la ausencia de mujeres.

La sociedad tiene sus parcelas. El periodismo es una de ellas. En la sociedad peruana mandan los hombres, los que tienen más vínculo con el poder. Hay argollas, hay cofradías que no solamente segregan, sino que hay machismo, racismo, homofobia en el periodismo. Para trabajar en un canal tienes que ser blanco. Igual pasa con las mujeres que son reivindicativas y que luchan por sus derechos, las separan. A Gabriela en un medio le censuraron una columna y renunció.

¿Es rentable ser escritor, ser periodista en el Perú? Existen mucho las colaboraciones que no son pagadas, ¿cómo cambiamos eso?

No sé, no tengo la fórmula sino ya la habría usado para mí mismo. La realidad es que los grandes medios no pagan, dan canjes y a veces nada. Trabajar para que te paguen con pollo a la brasa no vale la pena.

¿Cuál es la ruta para los futuros comunicadores, el plan B?

Creo que los profesionales que egresan deben desarrollar proyectos innovadores, juntarse y formar sus propias agencias, medios alternativos que busquen otras maneras de investigar y de contar las historias, sobre todo en nuestro país que se encuentra plagado de corrupción. El campo ahí es inmenso, desde la ciudadanía y donde el periodista juega un rol importante.

Tu amplia trayectoria te ha convertido en uno de los mejores cronistas del Perú. ¿Hacia dónde va tu búsqueda en estos tiempos?

Mira, yo me he sacado el ancho desde los 80. Tengo 40 años ejerciendo el periodismo. Nunca he sido comprendido ni querido porque siempre he buscado contar historias diferentes al resto. Pese a que estoy en la base seis, nunca he doblegado mi estilo ni me he casado con nadie. Soy una persona de izquierda, pero no milito en ningún partido. Ahora mismo estoy intentando gerenciar varios proyectos con jóvenes, pero siempre manteniendo mi filosofía de que al periodista se le tiene que respetar por su dignidad, honradez, inventiva e imaginación.

*Esta entrevista es una colaboración de Mario Quispe Serrano, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre periodismo y otros temas de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *