Quechua clips, el cine al encuentro de la cultura andina

Semblanza y elogio de Fernando Valencia, productor audiovisual que a través del cine intercultural busca que se valore y promueva la cultura de los pueblos indígenas.

Quechua clips, el cine al encuentro de la cultura andina

«Los niños quechua hablantes no pueden acceder a ningún tipo de señal televisiva», señala Fernando Valencia, quien lleva adelante el proyecto de doblar películas y series universales al quechua.

Después de escuchar al director de doblaje al quechua de Wiñaypacha, Fernando Valencia Saire, resulta necesario conocer y alentar su apuesta ambiciosa y con sentido sobre el séptimo arte en el Perú, postura que va más allá de los signos de lástima que desde el Estado o de un puñado de productores se viene haciendo para producir y difundir el arte y la cultura andina en el Perú.

“Existen niños en comunidades quechua hablantes que no tienen acceso a mirar televisión de señal abierta, tampoco por cable y menos satelital. Pero sí tienen ciertos recursos para comprarse un reproductor DVD y una pequeña tele. Los fines de semana bajan junto a sus padres a la ciudad y se llevan sus discos piratas de películas en MP4, de bajísima calidad y que están en castellano. Yo vi esa realidad y les pregunté si entendían la trama de la historia y obviamente no lo sabían”, recuerda Fernando.

Así es como se enfrascó en una afanosa misión a partir de la observación de una realidad que muchos prefieren no ver o bien mirar e ignorar. Este hecho le demostró que existía una barrera idiomática en la comunicación. Un divorcio entre el discurso presentado en las películas y la lengua madre de los pequeños. ¿Qué puedo hacer?, fue la interrogante que merodeó su cabeza durante un tiempo. Entonces estableció un esquema que él define como trípode: creatividad, ingeniería y sociabilidad. Bajo esa consigna dio marcha a su proyecto.

Empezó por unificar esos criterios y todo lo resumió en honestidad. Desde ahí comenzó con esfuerzo, con cariño y con honestidad, su trabajo de doblajes de películas y series universales al quechua. Su chamba consiste en acercar el cine a los olvidados de la sociedad, a los nadies, como dice un conocido escrito del poeta uruguayo Eduardo Galeano.

“Como se sabe, existen muchas normas, una de ellas es el fair use, que te permite adaptar un material respetando la propiedad intelectual, inclusive parodias: así nacen los ‘quechua clips’. Se volvieron viral y en Cusco viví una fiebre de fama y me pedían fotos. Felizmente eso duró poco y reparé en que los niños quechua hablantes no tenían acceso a Facebook y YouTube, por tanto, mi objetivo no está cumplido, ojo, y hasta ahora no está cumplido”, enfatiza.

Quechua clips, el cine al encuentro de la cultura andina

Fernando Valencia visitó nuestro campus Breña y compartió su experiencia con nuestros estudiantes de comunicación.

Un momento importante que se le presentó en el camino a Fernando fue coincidir con Óscar Catacora, director de Wiñaypacha, una película importante que dobló al quechua. La cinta ha ganado importantes premios, habla del mundo andino y está hecha para el mundo andino.

Debido al arduo trabajo que representa doblar productos audiovisuales, el director en sus ´quechua clips’ dobló pequeñas escenas de series y películas como El chavo del 8, La Era del Hielo, Star Wars, Shrek, etc. Una de las más recientes fue Coco, realizada al lado de su pequeño Dilan, con quien tuvo que ver la cinta más de 50 veces, realmente admirable.

Soñando con la ópera prima

“Para mí, Simba representa el quechua y todas las lenguas nativas del país. Lenguas que al igual que Simba han sido desterradas y algunas eliminadas por completo. Simba tiene que volver al trono y conseguir la redención. Por eso quiero hacer el Rey León en quechua. Me gusta porque es hilarante, porque es bonita, porque tiene un sentido y porque este año se hizo un remake por los 25 años”, refiere Fernando con pasión y convicción.

Uno de los virales más exitosos que son parte de su obra es precisamente el Hakuna matata en versión quechua. A diferencia de otros doblajes que han respetado el nombre, el director decidió por fonética ponerle Hakuchu munayta, que quiere decir ‘vamos a estar bien’.

Según un informe del diario El País, el quechua es el idioma indígena más utilizado de Latinoamérica, con alrededor de 13 millones de hablantes. En Perú, de los casi 30 millones de habitantes, sólo 3,36 millones lo hablan, lo que representa el 12,3% de la población. Cabe indicar que fue la lengua oficial en tiempos del imperio inca, cuando se extendió a varios países como Argentina, Ecuador, Bolivia, Ecuador y Chile.

Doblaje a lenguas originarias

Fernando sugiere que se debe elaborar una ley ‘Hakuchu munayta’, que obligue a las grandes productoras que ingresan películas al Perú a que asuman el costo del doblaje al menos a una lengua nativa, lo que generaría la creación de empresas que se dediquen a ello, en donde tantos talentosos jóvenes como Liberato Kani, que hace rap en quechua o Renata Flores, que ha doblado música del inglés, encontrarían espacios de realización profesional.

Da rabia reconocer que suena idealista el pensamiento de este comunicador audiovisual, quien dice que la publicación de esta ley representaría una verdadera inclusión social. A mi modo de ver, también sería una reivindicación para el quechua. El pueblo, como tantas veces, tendrá que hacer eco de esta propuesta como única forma de hacer incidencia pública. Ojalá alguno de los padres de la patria lo acoja para que esto se concrete.

Pensar una sociedad más inclusiva e incluyente

Como se puede observar, la misión de Fernando va más allá de crear un viral o de producir o doblar al quechua una película. Es también una apuesta para que a través del cine intercultural se valore y se promueva la existencia y la cultura de los pueblos indígenas.

Debo confesar que admiro la pasión y el compromiso que Fernando imprime a su obra social, me da ilusión pensar en una sociedad más inclusiva, más justa y más humana. En un futuro más esperanzador, en donde por fin se tome en cuenta a los eternamente excluidos del país. Que Dios y la Pachamama nos ayuden a realizar este cine con sentido.

*Este post es una colaboración de Mario Quispe Serrano, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre cine, medios audiovisuales y otros temas de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *