Simikuna y la fuerza del viento, cortometraje dirigido por estudiante de Comunicaciones obtiene reconocimiento internacional

La pieza que dirigió nuestra estudiante Andrea Oré narra la historia de una niña que lucha por la preservación de las lenguas nativas.

Simikuna y la fuerza del viento, cortometraje dirigido por estudiante de Comunicaciones obtiene reconocimiento internacional

Andrea asumió la dirección del corto como un reto para salir de su zona de confort. El resultado ha sido muy satisfactorio.

Andrea Oré, quien estudia el último año de la carrera de Comunicación Audiovisual en Medios Digitales, tiene predilección por la cultura afroperuana. Debido a ello es que, desde revistas hasta documentales, durante su estancia en UPN son varios los productos que ha desarrollado sobre este valioso ingrediente de lo peruano.

Y hace algunas semanas tuvo noticia de una convocatoria que supuso una inflexión en su línea de trabajo. “El docente Gerardo Karbaum me habló del concurso internacional “Comunidades Lingüísticas: identidad y salvaguardia”, organizado por Iberculturaviva de Argentina con el apoyo de la filial Guatemala de la UNESCO”.

Andrea refiere que el docente Karbaum lanzó la idea del corto y escribió la historia original. “Yo asumí la dirección general, de arte y fotografía. Se trataba de un concurso de ficción y vi en él la oportunidad de salir de mi zona de confort. Quería explorar otras cosas, así que tomé el reto”.

Simikuna y la fuerza del viento, cortometraje dirigido por estudiante de Comunicaciones obtiene reconocimiento internacional

Nuestra estudiante tomó más de 2,400 fotos y aplicó la técnica stop motion en la producción de Simikuna.

Tal fue la génesis de Simikuna y la fuerza del viento, un cortometraje que narra la historia de una niña que decide luchar por la preservación de las lenguas nativas. En la convocatoria participaron más de 80 producciones de diversos países de Iberoamérica, entre ellos España, Argentina y Chile. El corto de Andrea obtuvo una mención honrosa en el certamen, realizado en el marco de la declaración del 2019 como el “Año Internacional de las Lenguas Indígenas” por la ONU con el fin de advertir sobre la pérdida de estas lenguas y la necesidad de conservarlas y revitalizarlas.

El mérito del corto radica en que Andrea lo realizó con la técnica del stop motion, para lo cual tomó más de 2400 fotografías. “Estudié hace un tiempo un curso en esta técnica de animación y pude aplicarla en Simikuna. Lo interesante es que quienes fuimos parte de la producción cumplimos nuestra función sin conocernos. Coordinamos a través del WhatsApp y compartiendo data mediante Google Drive y We Transfer, todo un reto e innovación a la vez en estos tiempos de digitalización”, expresa nuestra estudiante.

 

De otra parte, sendas notas sobre el cortometraje han sido difundidas a través del noticiero aimara Jiwasanaka y el quechua Ñuqanchik, ambos emitidos a nivel nacional por TV Perú.

El reconocimiento obtenido con Simikuna y la fuerza del viento se ha convertido en un aliciente para Andrea, quien nos dice que ahora mismo tiene en mente desarrollar proyectos que revaloren la cultura nacional. “Con esta experiencia y mi aprecio por lo nuestro creo que puedo lograr propuestas originales”, puntualiza.

Conoce más sobre los logros de nuestros estudiantes de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *