Rapsodia Bohemia: un clásico transmedia

rapsodia bohemia: un clásico transmedia

Europa Press

Hace más de 40 años cuatro jóvenes británicos liderados por Freddie Mercury (Farrokh Bulsara) graban a las afueras de Londres una de las producciones que con el tiempo ha sido considerada una obra de arte por la fusión de géneros, principalmente provenientes de antes del siglo XX y que encontró su punto de inflexión en el tema Rapsodia Bohemia.

En la industria musical un tema con más de 6 minutos de producción realmente no era comercial para ninguna radio. Sin embargo, son pocos los que rompen paradigmas por la calidad de la interpretación, narrativa y musicalización. La innovación y creatividad es el riesgo que asumen los músicos al experimentar nuevas tendencias a pesar de la probabilidad del fracaso.

Pero ya sabemos la historia de Rapsodia Bohemia: finalmente triunfó la creatividad, la genialidad, convirtiendo este tema en un símbolo emblemático ante el cual las nuevas generaciones se rinden a sus pies por lo insuperable que se ha convertido en el mundo musical de la era moderna.

Todo empieza por una buena historia, y eso es lo que cuenta el tema musical. No profundizaré, pero es importante comentarlo. El grupo Queen lo tenía claro, utilizar distintas plataformas para la época y así lograr hacer conocido el disco. Utilizó el long play, el cassette, el video clip, medios radiales, y por supuesto conciertos en varias partes del mundo, siendo pocos los países de América Latina que disfrutaron de esta leyenda musical. Queen solo realizó presentaciones en México y Brasil.

Aunque no se hablaba ni se conocía el concepto de narrativa transmedia en esa época, la banda tenía clara la estrategia transmedia. Sin embargo, era muy limitada porque los medios digitales no existían en los años 70.

Han pasado más de 40 años y el mundo ha cambiado, la tecnología ha logrado que este tema siga siendo el preferido no solo de fans, sino que se viralice por todo el planeta. Tanto es así que hoy permite al prosumidor ser parte de esta historia y véanlo en los múltiples videos que se pueden encontrar en plataformas como YouTube. Otro ejemplo es una versión App que en el año 2017 permitía ver a través de la realidad virtual el tema compuesto por Mercury haciendo que el público se sienta muy cercano a esta versión.

Volvamos al prosumidor. ¿Hasta dónde está llegando la historia de un tema inclusive analizado en universidades inglesas con el fin de entender con claridad lo que Mercury dio en su narrativa? Sin embargo, a través de distintos formatos se entiende con mucha claridad la historia o narrativa. Hace uno meses pude ver a través del canal de Youtube el documental de Rapsodia Bohemia, donde se reencuentran dos emblemáticos y sobrevivientes músicos de Queen recordando cómo grabaron a detalle dicho tema. Es decir, la historia sigue siendo contada por los propios protagonistas.

El teatro o la teatralización de Rapsodia Bohemia también es parte de esta narrativa transmedia. Sin música, se representa la historia y se entiende con claridad, llegando a límites inimaginables para la industria musical. Solo pocos temas han logrado que literalmente sean teatralizados. En América un solitario ejemplo de ello es Rubén Blades con Maestra Vida. Veamos el video de cómo se logra dramatizar el tema Bohemia Rapsodia.

También la Escuela Nacional de Ballet de Inglaterra se subió a este homenaje y desde su perspectiva logran esta hermosa performance:

El mundo publicitario no podía estar ausente, de tal manera que también se suma al homenaje que le ofrece la cerveza Heineken con este emotivo spot publicitario:

Y así podríamos demostrar que este tema lo podemos encontrar en muchas plataformas, y por fin llego el día del estreno en cine a nivel mundial, la cual considero que da un cierre de 360 grados en el universo Rapsodia Bohemia. Lo que hace interesante es que durante su filmación el fan podía participar en los coros masivos grabando su voz directamente en la página web hecha para la película. Miles de fans lo hicieron y sus coros se escuchan en la película. La máxima expresión donde interviene el prosumidor dentro de la transmedia musical.

¿Y el prosumidor?

Finalmente interviene en todo momento de la historia de la canción tanto un mundo offline como online. Por ejemplo, se hizo muy famosa cuando un padre de familia se graba en su auto cantando junto con sus hijos dicho tema, lo cual se hizo viral.

O fans de diversas partes del mundo se unen en una grabación para rendirle y expresar el amor que sienten por el tema y por la obra de Mercury.

Ya pasó a la eternidad, quién sabe si dentro de 200 años esa Rapsodia Bohemia sea considerada un clásico de la música popular, tanto como lo es ahora la 5ta Sinfonía. De repente exagero, pero en definitiva la música tiene una herramienta muy importante en la narrativa transmedia, que puede permitir no solo posicionar una marca franquicia, sino también llevarla a la eternidad.

*Este post es una colaboración de Adolfo Hugo Flores, coordinador de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre transmedia y otros temas de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *