La narrativa transmedia en la música. El caso «Concierto de Varsovia»

La narrativa transmedia en la música. El caso "Concierto de Varsovia"

El tema «Concierto de Varsovia» lo he escuchado infinidad de veces, por ejemplo, bajo la interpretación de Frank Emilio Flynn, pianista cubano que tiene entre sus aportes un toque especial de danzón cubano, incorporando parte de la música clásica y además un estilo de jazz que ha ganado muchos adeptos en composiciones posteriores, tal es el caso de los músicos Gonzalo Rubalcaba y Paquito de Rivera, entre otros.

Recuerdo que el año 2000, en el Lincoln Center de Nueva York, Chucho Valdés comentó lo siguiente: “No se puede hablar de Frank Emilio Flynn en pasado, porque todavía está muy vigente en el presente”.

Para los que no conocen quién fue Frank Emilio Flynn, su primer vinilo lo realizó en 1955 cuando grabó con Arcaño y sus Maravillas cuatro arreglos que él mismo hizo. Perteneció al famoso Quinteto Instrumental de Música Moderna, que después se llamó Los Amigos. Frank Emilio recuerda que fue una cosa muy espontánea: hacer música cubana e incorporarle elementos de jazz. “Eso empezó en el lobby del Hotel Saint John en La Habana». (Escúchelo aquí en tiempo de danzón).

Volviendo al tema “Concierto de Varsovia”, magistralmente interpretado por Frank Emilio Frank con un arreglo importantísimo en tiempo de danzón, también ha recibido otros arreglos interesantes como el del grupo uruguayo “Los Iracundos”, que a su estilo definitivamente también le pone ese toque latino muy propio de la época. (Escuche el tema por Los Iracundos).

Los Iracundos surgen alrededor de 1960 como noveles músicos que se granjearon la simpatía general del público del Río de la Plata. Este período de aficionados culmina en el año 1963 cuando en Buenos Aires (Argentina) graban su primer long play con el nombre que llevarían hasta el presente.

Posteriormente el grupo consolida su particular estilo y aparece la figura de un gran autor y formidable compositor que se llamó Eduardo Franco, creador de incontables canciones que han quedado como clásicas en las mentes y en los corazones de millones de latinoamericanos. Como es sabido por muchos aficionados de Los Iracundos, Eduardo fallece el 1 de febrero de 1989 dejando un legado espiritual de más de un millar de canciones.

Ahora conozcamos más de “Concierto de Varsovia”. En 1941 se filma una discretísima y algo cursi película –Dangerous Moonlight– ambientada en la Segunda Guerra Mundial, con la trama de un amor que se genera entre un pianista polaco que huye de su país, invadido por los nazis, y una periodista norteamericana. La película no sale de la media de centenares de films que se hicieron en esos primeros años de la guerra. Y hoy en día nadie la recuerda a pesar del gran éxito que tuvo. Pero la vigencia de este título tiene un motivo. (Vea extracto de la película).

En la película el compositor de la pieza musical, un virtuoso del piano que es piloto de guerra, se encuentra refugiado en Inglaterra por la ocupación de Polonia, pero considera regresar de nuevo a su país y unirse a la guerra. El actor que interpreta al pianista tocaba el piano, y por ello es él mismo quien aparece tocando en la película, aunque en la banda sonora la música que se escucha es interpretada por Louis Kenther.

Compuesto por Richard Addinsell (1904-1977), un músico británico que se dedicó a lo largo de su vida a componer música para películas, “Concierto de Varsovia” logró una popularidad tan inusitada que sobrevive a la película por derecho propio. Bellísima obra musical que, sin embargo, reconoce en su origen y temática el neto e indiscutible estilo de Rachmaninov. Addinsell también fue un notable compositor de música teatral.

Los creadores de la película querían producir algo del estilo de los conciertos de piano de Sergei Rachmaninov, pero no fueron capaces de persuadir al afamado pianista para que compusiera una nueva pieza o para que interpretara alguna de las existentes. Spike Milligan hace referencia a la pieza de piano en su autobiografía Adolf Hitler: My part in his Downfall como el «terrible y sangriento Concierto de Varsovia».

Finalmente, en esta aventura musical encontré que esta bella melodía también fue grabada en el Perú por el maestro Víctor Cuadros, interpretada por la orquesta Fascinación. Grabado en los estudios Iempsa con más de 32 músicos internacionales y sinfónicos, con la trompeta del maestro Tomas Oliva, la percusión de Pocho Purizaga, el bajo de Oscar Stagnaro y la guitarra de Coco Salazar. (Escuche el tema grabado por el maestro Víctor Cuadros).

Seguramente más de un compositor o arreglista ha tenido que ver con este tema que por cierto es parte ya de la discográfica popular e importante referente en el mundo entero.

*Este post es una colaboración de Adolfo Hugo Flores, coordinador de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre transmedia y otros temas de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *