Censo, elecciones y voto consciente

censo elecciones y voto consciente

Andina

Somos 31 millones 237 mil 385 peruanos según los resultados del censo ejecutado el pasado 22 de octubre por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Los datos presentados por el jefe de esta organización, Francisco Costa, consideran a la población censada y a la población omitida durante el empadronamiento.

Saber cuántos somos es fundamental para tomar decisiones nacionales así como para ubicarnos en el espacio mundial. El primer punto se sostiene en las políticas públicas que tomará el Estado para distribuir el PBI, realizar inversiones, coordinar con los entes electorales para las siguientes elecciones, etc. El segundo nos lleva a conocer nuestra posición internacional: hoy nos ubicamos en el quinto lugar entre los países más poblados de América del Sur después de Brasil, Colombia, Argentina y Venezuela, y en el sexto en toda América Latina.

Los números y las estadísticas confirman que hay más mujeres (50,8%) que hombres (49,2%) en nuestro amado Perú. Existen 480 mil 370 mujeres más que hombres, pero estos porcentajes no se cumplen en todos los departamentos. Son ocho los que cuentan con mayor población masculina que femenina: Madre de Dios, San Martín, Tumbes, Ucayali, Pasco, Amazonas, Moquegua y Loreto.

La pobreza moviliza a la población

En todas las sociedades del mundo muchos abandonan su lugar de origen en busca de mejoras. El Perú no es ajeno a esa situación. De acuerdo con el censo 2017, la población peruana pasó a ser mayoritariamente costeña. Esta representa el 58,0%, mientras que la sierra concentra el 28,1% y la selva el 13,9%.

Aníbal Sánchez, subjefe del INEI, señaló que la mayor concentración en la costa (principalmente en ciudades como Lima, Chiclayo, Trujillo, Arequipa, Piura, Moquegua y Tacna) se debe a la migración producto del abandono de los departamentos más pobres: Cajamarca, Huancavelica, Puno, Huánuco, Pasco y Loreto. Asimismo, explicó que entre el 2007 y 2017 la población en Huancavelica se redujo en 23.6%, seguida de Pasco (9.4%) y Puno (7.5%). Dichas migraciones internas no solo provocarán aglomeraciones en la costa, sino demandas mayores en servicios de agua potable, desagüe, transporte, salud y empleo.

Un cambio importante surgido a raíz de la transición demográfica es el aumento de la población mayor de 65 años. El jefe del INEI indicó que la población adulta mayor pasó de 9.1% (2007) a 11.9% (2017). Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, sostuvo que es una tendencia universal que la población tenga mayor esperanza de vida toda vez que se han mejorado las prácticas y herramientas de cuidado de la salud. No obstante, enfatiza que las condiciones de envejecimiento no son iguales para todos.

Lima, el ombligo peruano

Lima sigue siendo el departamento con mayor número de habitantes: 9 millones 485 mil 405. Le siguen, a distancia considerable, Piura (1.86 millones), La Libertad (1.7 millones), Arequipa (1.38 millones) y Cajamarca (1.34 millones). El departamento con menor población es Madre de Dios, con 141 mil 70 habitantes.

La provincia de Lima con sus 43 distritos alberga a más de 8 millones de personas. De estas, la mayor cantidad reside en el populoso distrito de San Juan de Lurigancho. Son 1 millón 38 mil 495 personas que ocupan este monumental espacio geográfico. San Martín de Porres es el segundo con 654 mil 83 habitantes, y continúan Ate Vitarte con 599 mil 196 y Comas con 520 mil 450. Mientras que los menos poblados se ubican al sur, junto con las playas más concurridas durante el verano: Santa María del Mar (1 mil 675), Punta Hermosa (7 mil 895), San Bartolo (7 mil 989), Punta Negra (8 mil 271) y Pucusana (17 mil 786).

Oportunidad y poder

Los datos nos proporcionan conocimiento y poder. Por ello, tener los precisos, reales y contundentes nos ayudan a tomar decisiones adecuadas. Esperemos que toda esta información sea utilizada de manera concienzuda por parte de nuestros gobernantes y funcionarios.

Estamos ad portas de una escueta campaña electoral (debido al embelesamiento del mundial de fútbol) y de elecciones municipales y regionales que necesitan los datos proporcionados por el INEI pero que concuerdan a medias con los que maneja Reniec, situación que hace cuestionar la confiabilidad de estas entidades que gozan de confianza entre las instituciones gubernamentales.

Los 23 millones 372 mil 975 ciudadanos que concurriremos a las urnas no solo esperamos buena voluntad sino capacidad de decisión y gobernabilidad. Los analistas, asesores, coaching políticos y hasta los politiqueros saben que el 15% de los votos es racional, el resto es emotivo. Por eso, reinventan con estrategias artificiosas a los candidatos y sus propuestas para enamorar, persuadir y convencer. Esperemos que el próximo 7 de octubre utilicemos sabiamente nuestro voto. Antes que por obligación o temor a la multa, votemos por nuestro país.

*Este post es una colaboración de Vanessa Ulloa Córdova, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre comunicación y cuestiones de actualidad ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (2 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *