Consumidores: ¿estudio de comportamiento o invasión a la intimidad?

consumidores: ¿estudio de comportamiento o invasión de la intimidad?

Usa Today

Desde hace varios años, en diferentes países del mundo, se viene estudiando al consumidor y su comportamiento a través cámaras que captan su conducta, gestos y reacciones frente a los diferentes estímulos publicitarios que las marcas realizan en el punto de venta (retail) y fuera de él.

Esta es una práctica común para la investigación de mercado, pero ¿hasta dónde es posible grabar el comportamiento de un consumidor? Actualmente, Amazon, Apple (Siri), Facebook y Google, entre otras marcas, están captando constantemente nuestra información a través del micrófono y la cámara de nuestros teléfonos celulares, incluso cuando estos aparatos están suspendidos, como lo explica el portal de tecnología de USA TODAY.

Con dicha información se crean interminables bases de datos (Big Data) con el fin de detectar los insights de los consumidores, y de este modo las marcas pueden tomar decisiones estratégicas en cuanto a qué productos/servicios deben ofrecer, a quién, cómo, cuándo y por qué medio hacerlo (ATL, BTL, 360, Transmedia o Crossmedia, etc.).

consumidores: ¿estudios de comportamiento o invasión de la intimidad?

Usa Today

Sin embargo, la intromisión de las marcas no queda ahí. Desde hace un tiempo atrás también se vienen insertando microchips en personas ofreciéndoles una nueva forma, más rápida y limpia, de desenvolverse en la nueva sociedad posmoderna, libre de tarjetas plásticas contaminantes, documentos de identidad (ID o DNI, pasaportes, etc.), incluso llaves, facilitando la vida de los usuarios. Así lo señala el portal de noticias de CBS.

De acuerdo, estamos utilizando la tecnología para conocer mejor al consumidor. ¿A qué costo? ¿Cuáles podrían ser los riesgos? ¿Cuál serían las consecuencias de la implantación de estos chips en nuestros cuerpos? Las posibilidades son infinitas, desde que nos volvamos susceptibles a un «biohackeo», como indica el artículo de la CBS, hasta la posible pérdida total y absoluta de nuestra intimidad, ya que, al ser nuestros pensamientos y emociones impulsos eléctricos que viajan por nuestro sistema nervioso, éstos podrían ser captados, traducidos, interpretados y enviados a la «nube» o hasta ser modificados o influenciados por alguna marca o para algún fin específico, no autorizado por nosotros.

Cada vez más estamos en riesgo de perder nuestra intimidad, nuestra libertad. ¿Es necesario que nos conozcan con tanto detalle las marcas? ¿Esto es el inicio de una invasión a nuestra intimidad? ¿Qué están haciendo los gobiernos para legislar en torno a estas prácticas? Todo parece responder al ansiado afán de dominación y control global que ciertos seres humanos, marcas, empresas y gobiernos quieren tener.

*Este post es una colaboración de John Maldonado Navarrete, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre otros temas de comunicación ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *