Publicidad: ¡Debemos ser apasionados!

¡Alto! Es momento de tomarse un respiro y reflexionar un poco. Les dejaré una pregunta que apuesto que rondará sus cabezas por buen tiempo. ¿Conocemos realmente a nuestro consumidor?

consumidor-3

El éxito de una campaña publicitaria reposa en una palabra que todos comprendemos pero que muy pocos desarrollamos: “Empatía”. Sí, el consumidor no es idiota como dijo el gran Ogilvy, es tu mujer. Por lo tanto, necesita una dosis de emoción y razón para sentirse identificado con un mensaje, comprometerse con la idea y, sobre todo, que perciba que esta le genere valor.

Y ahora, se complicó un poco más el asunto. ¿Qué es valor? Se acuerdan que por mucho tiempo le hemos estado diciendo al Público Objetivo: “Target”. ¿Qué les suena eso? Un objetivo verdad. Pero nuestro consumidor es mucho más que eso. La única forma de que las marcas generen relaciones a largo plazo, es que se produzca algo muy parecido al amor con su consumidor. Para ello, tanto la marca debe entregarle en concepto, producto y/o servicio, algo que le sume, y así, tendremos lealtad, ojo que no es lo mismo que fidelización, porque sabemos que, a estas alturas, sería utópico pensar que podemos llegar a tener clientes fieles, pero sí clientes que valoren nuestro producto, porque encuentran en él, una clara identificación.

Ahora amigo comunicador, el primer paso antes de crear un concepto para una campaña, es que te respondas tú mismo. ¿Con qué marcas me identifico y por qué? Así es, desarrollar un buen concepto toma tiempo y requiere de una clara investigación, algo muy similar a jugar al detective, debemos salir al mundo e ir anotando pistas. Bueno, volviendo al tema, estoy seguro que “Experiencia” ha pasado por tu mente para contestarte. Es que así, solo las marcas que te han brindado una experiencia positiva, ahora ocupan en tu mente un rincón positivo, ese espacio que está listo para salir al momento de recomendar algo o elegir. Y para las marcas, llegar ahí, es su principal objetivo.

Puesto en bandeja, la ecuación está sobre la mesa. Para construir una campaña exitosa, es necesario pensar en un “insight” potente, que no solo nos ayude a generar un concepto, sino un contexto. Un contexto basado en emoción y razón, que aterrice en una experiencia para el consumidor, digna de ser atesorada en su memoria. Pero para eso, solo se puede construir con la misma pasión, que se haría una carta al amor de nuestras vidas. Los comunicadores debemos ser apasionados, pero, sobre todo, entender muy bien el amor, tanto a nivel neurológico, emocional y biológico, porque no solo se trata de agradar a nuestros clientes, sino a enamorarlos una y otra vez. Repito, los consumidores debemos ser apasionados, porque solo un ser apasionado, puede lograr que otra persona, crea en sus ideas.

*Este post es una colaboración de Jhonnattan Arriola Rojas, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *