Teatro o la terapia del alma

García Lorca decía sobre el teatro: “El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera”. Quien haya leído la obra de Lorca entenderá cuán humano y liberador es su relato, la forma en la que la humanidad se hace presente en su obra.

upn_blog_com_teatro_28 sep

Es que el teatro no es más que una forma de retratar la realidad, una manera de comprenderla. Y es en esa comprensión de la realidad y de la forma humana que el teatro, como las demás artes, permiten trasmitir al espectador aquello que para él se acalla en su alma, en su rutina, en su vida.

El teatro es un espacio de comunicación reflexiva. El espectador recibe el mensaje del actor, reflexiona ante este estímulo y responde. Una gran forma de generar catarsis y reflexión. Lamentablemente muchas veces el teatro se asume como entretenimiento y en este acto se banaliza. El teatro es más que entretenimiento. Sus representaciones pueden ser simples o complejas, actuales o anacrónicas, realistas o mágicas. Es esta careta de entretenimiento la que permite que miremos de una forma sincera a nuestro interior, al contexto que nos rodea y al vernos reflejados generemos acción. Al igual que otras artes es una poderosa arma para difundir una ideología, no por nada lo primero que las dictaduras y regímenes autoritarios persiguen o buscan influir es en las artes, ya que su forma de comunicar es simple, clara, fuerte.

Desde hace unos años el crecimiento del país ha permitido que cada vez tengamos más puestas en escena, desde el entrañable teatro para niños hasta un teatro más adulto, surrealista, propuestas de estudio o callejeras. Directores, productores, actores, técnicos que pueden llevar un montaje a un público cada vez más demandante. Y ojalá que esto siga así ya que si nos formamos en el teatro será muy difícil dejarlo.

No importa si es una compañía joven o consagrada, si la obra se representa en un parque o en una gran sala. Lo importante es dejarnos trasportar por el teatro, dejarnos mover por él, dejar que nos inspire, que mueva nuestra creatividad o genere esa catarsis que todos necesitamos.

 «El teatro no se hace para cantar las cosas, sino para cambiarlas».

Vittorio Gassman

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Si estás interesado en estudiar en UPN, déjanos tus datos y te contactaremos a la brevedad.

Un momento, estamos procesando la información ...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *