Redes sociales y productividad

El ser humano es altamente comunicacional, vive en sociedad, se integra en grupos y siempre busca canales de comunicación que le permitan transmitir sus pensamientos. En el ámbito organizacional se da esta misma conducta, aunque la mayoría de empresas la restringen al plano específicamente laboral; es decir, todo aquello que incida en la gestión de la empresa y utilizando el tono formal. Siendo así, cualquier hecho que no tenga estas características tiende a ser reprobado, o al menos visto como una distracción o falta de interés en el trabajo. A pesar de esto, no creo que exista ninguna compañía donde los medios tradicionales y formales no sean usados como canales para expresar ideas, intercambiar fotos, coordinar el after office, etc. Es decir, se han instaurado discretas redes sociales entre los colaboradores para satisfacer su naturaleza altamente comunicacional.

upn_blog_com_ social med_28 ago

Por otro lado, en muchas reuniones con diversas empresas he escuchado la gran inquietud de buscar formas novedosas de transmitir los mensajes a sus colaboradores porque éstos no tienen acceso a los medios tradicionales internos (mails, murales, etc.) o sencillamente no es de su interés.

Si por un lado tenemos personas creando sus propias redes sociales y por otro existe la necesidad de transmitirles información a ese grupo de personas, la respuesta parece ser sencilla: abramos las redes sociales en las empresas. Sin embargo, como muchas veces pasa, lo que parece más sencillo, en realidad resulta ser complicado y, además, de complicación compleja.

Para empezar debemos terminar con el mito de que redes sociales equivalen a distracción y también aclarar que red social no sólo es Facebook, aunque sea la plataforma más usada.

Según un estudio publicado por ComScore Perú, los peruanos pasan 6.8 horas en promedio en redes sociales, siendo Facebook la más visitada con 1.5 millones de visitantes únicos y 5.101 millones de visitantes únicos anuales. Le sigue la red social profesional Linkedin con 2.468 millones de visitantes únicos al año.

Pero como siempre digo, lo que es bueno para unos no es bueno para otros, así que las fórmulas mágicas y simplistas no funcionan. Siendo así, debemos conocer la realidad de cada empresa para ver la posibilidad de tener una red social determinada en base a los siguientes pasos: a) un análisis de la organización (personas y entorno) que nos permita predecir el comportamiento mediante variables como la edad y características del perfil de sus miembros, b) identificación y medición de áreas de mejora en la organización, c) diseño e implantación del modelo de intervención: identificación de plataforma de portales de acuerdo a las necesidades y definición de etapas (fases) del proyecto.

Otro punto importante y crítico es proponer la idea a los directivos de la organización, tarea muchas veces titánica de las áreas de Gestión Humana y/o Comunicación Interna, donde tienen que hacer toda una labor de “evangelización” al explicar estos nuevos métodos de integración comunicacional que pueden parecer poco ortodoxos.

El punto clave es entender las redes sociales como la oportunidad para transmitir no simples mensajes, sino la cultura organizacional aprovechando las ventajas de: ubicuidad, interactividad, humanización, celeridad y eliminación de barreras jerárquicas y geográficas que son características inherentes a las redes sociales.

En el plano práctico, te doy algunas ideas para esta migración hacia las redes sociales:

Marca empleo. En la actualidad las empresas deben competir por atraer talentos hacia sus filas, por ende el desarrollar acciones que despierten el interés de ellos es importante. En este sentido Facebook puede mostrar las actividades de tu compañía, el ambiente de trabajo, las capacitaciones, usar testimonios, etc.

Uso de Instagram para fomentar el liderazgo. Los líderes pueden buscar la cercanía con sus equipos, así como demostrar su influencia. Por lo tanto, la opción de grabar y compartir un vídeo desde Instagram permitirá a los líderes de la organización lanzar mensajes estratégicos o de refuerzo, y al resto de empleados dará la posibilidad de enviar mensajes.

Campañas de valores y cultura. Pinterest es una red social que puede ser un excelente medio para demostrar cómo se vive la cultura en la organización, si queremos solicitar a los empleados que nos den su definición de los valores y nos cuenten cómo los viven en su día a día.

Voluntariado corporativo. Fan Page en Facebook genera afiliación libre entre los colaboradores y el fomento de actividades de voluntariado puede ser una de ellas. Podrás sensibilizar y movilizar a los miembros de la compañía y hacer visible la acción social más allá de la organización.

Hay miles de formas de utilizar las redes sociales a favor de la productividad de nuestra compañía, pero hay que tener en cuenta que las redes sociales y en general las nuevas tecnologías no son una estrategia de comunicación en sí mismas, sino sólo herramientas. Por ello, sin un plan de comunicación adecuado todo, a nivel de comunicación, seguirá siendo igual o peor.

* Este post es una colaboración de Julio Véliz Fazzio, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *