Seis lecciones que deja la pandemia a los directivos

Aun cuando la crisis sanitaria ha ocasionado la pérdida de un millón de vidas humanas y daños cuantiosos, es posible extraer de ella importantes lecciones. Para muchos directivos, el gran aprendizaje viene dado por un enfoque más humanista de sus gestiones.

directivos

Diversos ejecutivos señalan que la pandemia les ha dejado como gran aprendizaje el llevar adelante una gestión que anteponga el activo humano. (Foto: elfinancierocr.com)

“Cisne negro”, un mal que ha originado la mayor pérdida de valor en la historia, una crisis sin precedentes que ha arrastrado vidas, negocios y empleos. Estas, que son entre otras las graves consecuencias de la pandemia de Covid-19, son también las formas en que ha comenzado a designarse a la crisis sanitaria que azota al mundo desde hace 10 meses.

Los daños son cuantiosos y a todo nivel, por lo que se estima que la recuperación será prolongada. En el plano económico, en un escenario optimista, nuestro país volvería al estado anterior a la pandemia en el año 2022, siempre y cuando la plaga sea controlada y eventualmente erradicada.

Sin embargo, pese a las adversidades del año en curso, las personas han demostrado un espíritu solidario y fraterno. En el caso puntual del Perú, la movilización en favor de los sectores poblacionales más golpeados ha posibilitado atender urgencias que de otro modo se hubiesen traducido en un número mayor de muertes y pérdidas.

Y del mismo modo, tal como señala un importante número de directivos y ejecutivos, a partir de un aprendizaje sobre la marcha y sin pausa son varias las lecciones asimiladas durante la contingencia sanitaria que apuntan a gestiones con un enfoque más humano. Compartimos algunas de ellas.

Seis lecciones de la pandemia para directivos:

  1. La salud es lo más importante. La propia y la de tus colaboradores. Es fundamental tener la seguridad de que tu equipo cuenta con las adecuadas condiciones emocionales y físicas para trabajar.
  2. Evita la tentación de procrastinar. Emprende hoy los cambios que te permitirán estar preparado para el futuro.
  3. Diferencia el optimismo de las ideas ilusas. Es importante ser positivo, pero hay que tener un arraigo en la realidad para no dar pasos en falso.
  4. Confía en el potencial y la capacidad de tu equipo. Bríndales la capacitación que requieren y demuéstrales el aprecio que tienes por su trabajo empoderándolos.
  5. Solicita la ayuda y los consejos de tus colaboradores. Recuerda que un buen jefe se distingue por esta actitud, consciente de que no tiene dominio de todo.
  6. Diseña un plan B e incluso C para afrontar las contingencias. Una de las lecciones más importantes que nos deja la pandemia es que debemos estar siempre preparados ante lo imprevisible.

Sin duda, la probabilidad de que una crisis de estas dimensiones vuelva a ocurrir es algo que no se puede descartar. Sin embargo, a partir de la experiencia actual también es posible que nos encuentre mejor preparados y sepamos reducir sus efectos. He aquí la importancia de las lecciones, que nos permiten tener actuaciones más certeras ante las contingencias, y más aún si hemos estado inmersos en ellas.

Conoce más sobre gestión, liderazgo y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *