La diferencia entre tener una idea y ser un emprendedor

Richard Branson, fundador y CEO de Virgin Group, conglomerado de más de 360 empresas, es un autorizado consejero para quienes han pensado iniciarse en los negocios. Aquí unas pautas suyas para ir con buen pie en los emprendimientos.

La diferencia entre tener una idea y ser un emprendedor

El Comercio

Mucha gente tiene buenas ideas, pero no todos llegan a ser emprendedores. A menudo he buscado una manera eficaz de canalizar las buenas ideas, así que propongo una guía rápida para aquellos que hayan planeado una inmersión en el mundo de los negocios.

Evalúa tu idea

Muy bien, tienes una idea. ¿Y ahora qué? Buenas ideas de negocios hay por docenas, pero no todas ellas implican valor. Entonces es conveniente que te preguntes: ¿He realizado las tareas necesarias para llevar mi idea al siguiente nivel? ¿Resuelve mi idea algún problema? ¿Responde a una necesidad? ¿Toca algún nervio? ¿Es única? ¿Ha sido probada antes? Escribe tus respuestas y somételas luego a una extensa crítica. Las mejores ideas son aquellas que pueden soportar los análisis más severos.

Si no puedes hacer esta tarea solo -que suele suceder en la mayoría de los casos- entonces lleva tu idea a alguien en quien confíes y pregúntale por sus perspectivas. ¿Todavía de pie? Muy bueno. Sigamos.

Planea para el futuro

Asumamos que tienes entre manos un sorprendente nuevo producto o servicio que reúne todos los criterios señalados. Ahora es el momento de planear. Las siguientes preguntas son: ¿Qué necesito para hacer realidad esta idea? ¿He desarrollado un plan de negocios? ¿Cuáles son mis necesidades de capital? ¿Cuán lejos estoy de lograr un prototipo? ¿He contactado a potenciales socios o inversionistas? ¿Cuál es mi estrategia de distribución?

En este punto podrías necesitar un mentor, un experimentado veterano de negocios que te oriente en la dirección correcta, señale los potenciales puntos ciegos y te ayude a navegar alrededor de ellos. Yo todavía confío en los consejos de otros, aun cuando he sido un emprendedor por más de cinco décadas. Después de todo, sin las recomendaciones que recibí de grandes mentores, Virgin podría seguir siendo una pequeña tienda de discos en algún lugar de Londres.

Sopesa los riesgos

Tenías una idea y ahora tienes un plan. Grandioso. Hablemos de ti. Si sientes incertidumbre respecto a tus próximos pasos, considera plantearte nuevas preguntas: ¿Preferiría seguir pagando mis deudas o estoy listo para vivir de mis ahorros? ¿Mantener mi estilo de vida actual es más importante que un nuevo comienzo en la vida? Como puedes ver, emprendimiento tiene que ver con tomar riesgos -potencialmente riesgos disruptivos y temerarios.

Si tu familia depende de tus ingresos, es tu responsabilidad pensar cuidadosamente sobre los pasos que vas a dar. Si luego de sopesar todos los riesgos tu respuesta es un sonoro y enfático «sí», entonces estás listo para dar el salto.

Decide sumergirte

Si todavía estás conmigo en este punto, la próxima etapa será más simple: sumérgete y sigue adelante. Puedes comenzar con algo pequeño, pero asegúrate de pensar en grande. Muchos negocios comienzan como parte del tiempo libre de las personas mientras son desarrollados.

No pares de creer

La clave para el éxito es un compromiso sin reservas y enfoque. Cometerás errores mientras introduces tu producto o servicio. Toneladas, tal vez. Pero observa siempre el logro y no parpadees. Si dejas de creer, tu emprendimiento comenzará a ser cuestionado. En mi caso, cuando nuestro equipo inició Virgin Atlantic con un solo avión y muy poco conocimiento del negocio aerocomercial, nos mantuvimos sólidos frente a jugadores establecidos que estaban listos para enterrarnos. Ninguno hubiese fallado si hubiera querido regresarnos al negocio de la música.

Sin embargo, veíamos un enorme potencial en ser disruptivos y reinventar los viajes aéreos a través de la innovación y un servicio superior. Así que continuamos caminando y aún seguimos fuertes después de tres décadas. Todo tiene que ver con saber manejarnos. Espero que estas reflexiones te ayuden en tu propio viaje.

Traducción de The difference between having an idea and being an entrepreneur.

https://www.virgin.com/richard-branson/difference-between-having-idea-and-being-entrepreneur

Conoce más sobre ideas de negocios y emprendimiento ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (4 valoraciones, promedio: 2,50 de 3)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *