La importancia de integrar a las diferentes generaciones que trabajan en una empresa

La importancia de integrar a las diferentes generaciones que trabajan en una empresa

CNMM

Desde hace algunos años y de manera creciente, en las organizaciones confluyen trabajadores que han nacido en diferentes momentos. Poseedores de habilidades y perspectivas no siempre coincidentes, el reto que plantean a las organizaciones es el de lograr una integración que posibilite un clima armónico y la obtención de resultados. Un artículo publicado en Entrepreneur.com brinda pistas para alcanzar este propósito.

La división generacional no es nada nuevo. Los baby boomers encuentran en Steve Jobs un ícono. Los millennials o generación Y tienen por ídolo a Mark Zuckerberg. Los baby boomers se informan a través de diarios impresos y televisión por cable, mientras que los nativos digitales tienen a Twitter como su fuente confiable de noticias. Esta especie de colisión demográfica está haciéndose sentir ahora en los ambientes de trabajo y las compañías confrontan el desafío de integrar a las distintas generaciones en sus oficinas.

La disrupción tiene lugar mientras las corporaciones transforman sus negocios de análogos a digitales. Los trabajos de cerca de un tercio de la fuerza laboral estadounidense -unos 50 millones de personas- podrían transformarse hacia el año 2020 por influjo de la tecnología y el avance digital. Bienes entre los que se comprenden infraestructura y plataformas de datos, así como operaciones que engloban las interacciones con clientes y la cadena de abastecimiento, también se están modificando.

Así las cosas, los grupos generacionales necesitan trabajar juntos para cumplir con los imperativos digitales o de lo contrario las compañías podrían quedar detrás de los rápidos cambios en la economía. Está claro que quienes son parte de la generación Y calzan con mayor facilidad con un mundo interconectado, y más de un tercio de la fuerza laboral actual de los Estados Unidos y otros países son millennials, lo que hace de ellos un componente clave para el éxito de las empresas. A ellos se están sumando progresivamente los primeros trabajadores centennials.

Crear armonía entre los colaboradores de distintas generaciones e integrar a los millennials a los equipos de trabajo es fundamental para mantener e incrementar la productividad de las organizaciones. ¿Cómo hacerlo? Aquí una pauta:

  1. Acepta el movimiento hacia el balance trabajo-vida. Atraer y retener al talento depende de la aceptación de un nuevo ambiente de trabajo y diferentes estilos de gestión. Los boomers tienen un gran respeto por la cadena de mando y son sumamente leales a sus jefes. Para ellos, el balance trabajo-vida pasa a un segundo plano debido a que anteponen la permanencia de largas horas en la oficina. Los de la generación X también consideran que las promociones están vinculadas al concepto de puntualidad y respeto a una jornada laboral de ocho horas. Por otra parte, los millennials no tienen paciencia con la políticas jerárquicas de promoción. Ellos renuncian el doble de lo que las generaciones mayores y habitualmente es porque el ascenso no llega lo suficientemente pronto. Pero además los nativos digitales valoran en gran medida el balance trabajo-vida y consideran que el trabajo es un espacio, no un lugar. De acuerdo a un estudio de Deloitte, la mayoría de ellos preferiría diseñar su horario de trabajo y realizar este en donde pudieran sentirse cómodos y productivos. Y ya que rápidamente se están convirtiendo en mayoría, el liderazgo necesita ajustarse a sus prioridades.
  2. Olvida la microgestión. La movilidad ascendente figura entre las principales prioridades de carrera para las generaciones jóvenes. Un clima laboral sofocante va en detrimento de la incorporación y retención de nuevo talento. Ellos necesitan mayores responsabilidades y libertad, lo que implica crear un ambiente que valore la autonomía con una clara trayectoria de crecimiento profesional. No menos importante, las recompensas son claves para los millennials.
  3. Transfiere conocimiento. Es el momento de que las generaciones mayores asuman roles de mentoría. Dejar sin piso a las generaciones emergentes cuando se trata de comprender el abecé de la compañía podría ser desastroso. Mientras se preparan para dejar de trabajar, aquellos individuos que han dedicado 30 años o más a una labor tienen un conocimiento invaluable que trasladar a los nativos digitales. El objetivo es dotarlos de una guía que asegure el curso sin alteraciones de la organización.

Conoce más sobre gestión del talento humano y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

Con información de:

https://www.entrepreneur.com/article/319588

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *