Consejos para seleccionar a los miembros de un equipo de trabajo

consejos para seleccionar a los miembros de un equipo de trabajo

Es indudable que el talento individual es apreciado en toda organización. Sin embargo, las habilidades personales de un colaborador podrían relativizarse -y de hecho así sucede- cuando no se orientan a impulsar y mejorar los resultados de las acciones de equipo, que es en definitiva la forma en que se desarrollan las tareas empresariales.

Así, lo ideal es que la suma de las habilidades de cada uno de los miembros del equipo genere relaciones complementarias en favor de la eficacia y eficiencia del trabajo, por lo que un aspecto clave a tener en cuenta por quienes tienen el encargo de conformarlos es que el talento vaya de la mano con un ánimo de apertura. Durante esta instancia se asegura en gran medida la trascendencia de la organización, de modo que algunas recomendaciones que aseguren el logro de este objetivo serán siempre necesarias, sobre todo cuando se trata de incorporar nuevos miembros:

  1. Considera tus alcances y límites. Si bien toda empresa quisiera estar constituida por equipos de primera línea, lo cierto es que hay márgenes determinados por los presupuestos. Por ello, la selección requiere de altas dosis de análisis y ponderación a cada paso. También hay que tener presente que la expectativa salarial no es la única que cuenta en muchos profesionales.
  2. Determina tus prioridades. En un buen número de negocios, a menudo los puestos tienen definiciones poco claras. Sin embargo, lo importante es que quienes serán parte del grupo de trabajo estén dispuestos a confrontar ciertos niveles de caos. Asimismo, en este punto es indispensable determinar si la razón por la que requieres un nuevo miembro o equipo es por el incremento de trabajo o porque necesitas realmente conformar un grupo de experiencia. No menos importante, descarta a aquellos candidatos que muestren alguna intención de prevalecer sobre otros integrantes del equipo.
  3. Sé específico con las habilidades que requieres. Una vez identificadas las necesidades que buscas cubrir, pregunta a los candidatos si han estado en situaciones similares y el modo en que las resolvieron. Si realmente se trata de una persona que ha solucionado problemas, será capaz de dar respuestas en diversos niveles. De lo contrario, se quedará atascado frente a cualquier contingencia.
  4. Que la cultura de tu empresa sea una prioridad. Incluso los profesionales más talentosos podrían fracasar si no conocen y se adecúan a la cultura de tu empresa. Las habilidades se pueden desarrollar, pero la personalidad difícilmente cambia. En tal sentido, lo aconsejable es incorporar a quienes muestren gran capacidad para adoptar la cultura de tu empresa, además de ser profesionales altamente competentes.

Para conocer más sobre este y otros temas vinculados a la empresa, ingresa a nuestra plataforma de blogs.

Fuentes:

https://www.entrepreneur.com/article/268395

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *