Corea del Sur, líder en innovación tecnológica

corea del sur working adult

En 1953, tras una cruenta guerra que devastó y dividió al país, los surcoreanos tenían un ingreso per cápita menor a US$ 80 por año, lo que los hacía más pobres que la mayoría de naciones latinoamericanas.

Con poco más de 100,000 km2 (menos de la décima parte de la superficie del Perú) y recursos naturales escasos, nada hacía presagiar que medio siglo más tarde el país asiático estaría situado dentro de las doce economías más grandes del mundo con un Índice de Desarrollo Humano muy elevado, lo que habla de un progreso en diferentes frentes de la vida de sus ciudadanos.

Si bien la naturaleza autoritaria del régimen que encabezó Park Chung-Hee entre 1961 y 1979, bajo el que despegaran grandes conglomerados industriales, suscita polémica entre los analistas (algunos le atribuyen prácticas mercantilistas que obstaculizaron una competencia empresarial limpia), es indudable que Corea del Sur ha sabido sobreponerse a situaciones adversas para convertirse en un modelo de progreso.

Hay quienes sostienen que lo sucedido en Corea del Sur, lejos de ser un milagro, responde a fórmulas de desarrollo que han sido aplicadas en otros países: educación, desarrollo tecnológico, innovación y competitividad.

Al igual que Finlandia, Nueva Zelanda y Australia, las políticas estatales de Corea de Sur han tenido en el foco el desarrollo del capital humano a partir de la educación. A esto ha acompañado una clara visión de país que los ha convertido en el referente de la innovación tecnológica a nivel mundial. Y todo indica que no quieren perder dicho sitial: tras la crisis asiática de fines de los 90, Corea del Sur emprendió un agresivo proyecto de digitalización. Fue así que el gobierno formuló el plan Cyber Corea 21 con el objeto de transformar a la nación en una economía dinámica basada en el conocimiento.

Actualmente son ya el país más conectado del mundo, mientras se lleva adelante la habilitación de una infraestructura nacional de banda ancha. Por otra parte, todas las casas en Corea del Sur cuentan con teléfono y 24 millones de los 50 millones de habitantes que tiene el país son usuarios de internet. Asimismo, todas las aulas escolares tienen conexión a internet y últimamente se ha anunciado que los libros darán paso a textos 100% electrónicos.

Estos logros parecieran alejar aún más la posibilidad del progreso en nuestro país. Sin embargo, tengamos presente de dónde partió la nación asiática y lo que hizo para conquistar posiciones. Se dice que durante años fue transmitido a través de la radio un jingle a las 6 de la mañana: “Trabajemos, trabajemos, cambiemos nuestra aldea, desarrollemos nuestro país”. Esta breve canción motivó a la gente a arreglar sus techos, pintar sus casas y a hacer varias otras cosas por el bien del país. ¿Será esta la música que nos hace falta?

Fuentes:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/01/150116_economia_corea_del_sur_razones_desarrollo_lf

http://www.reeditor.com/columna/3104/11/economia/corea/sur/innovacion/tecnologia/progreso

http://www.ceo.cl/609/article-5317.html

http://economia.elpais.com/economia/2015/04/15/actualidad/1429060990_180502.html

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 2,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *