Toma de decisiones en la empresa

Para responder a la pregunta de qué tan importante es tomar decisiones, primero necesitamos contestar lo siguiente: ¿Qué es una decisión? Según el diccionario de la Real Academia Española, una decisión es una determinación, una resolución que se toma o se da ante una situación dudosa. Por tanto, estratégicamente podemos decir que la razón de tomar una decisión es resolver un problema en la organización.

?????????????????????????????????????????????????

En un entorno competitivo, las empresas encuentran como uno de los principales problemas por resolver cómo encauzar sus esfuerzos en base a la sinergia y coordinación de los planes de acción de cada área. Estos planes deben ser integrados en la toma de decisiones dentro de un plan estratégico organizacional. La primera decisión fundamental que debemos construir es nuestra visión empresarial. ¿Por qué? Porque es el camino por donde las organizaciones orientan sus esfuerzos hacia un horizonte de largo plazo, sin embargo, requiere el compromiso decidido de las altas esferas de la organización para lograr su correcta definición, seguimiento y estricto cumplimiento, promoviendo la correcta administración de recursos.

Hoy en día nuestros ambientes competitivos están en constante cambio demandando al profesional destrezas para el mantenimiento de la visión, pero a la vez flexibilidad para la elección de estrategias acorde con los cambios del entorno e intorno, rompiendo los paradigmas comúnmente llamados males endémicos de las organizaciones donde las decisiones bajo este esquema son cortoplacistas y limitan el desarrollo y la construcción de una empresa a largo plazo. Es decir, la falta de consistencia en decisiones a largo plazo conlleva a decidir el rumbo de la empresa de manera diaria, semanal o mensual, determinando no solo el alcance máximo de los fondos financieros de que dispone la organización, sino también  desgastando la imagen de la empresa por esfuerzos en acciones menores que no generan mayor relevancia acorde a lo que podrían llegar a ser.

¿Qué debemos considerar al momento de decidir el rumbo de una empresa competitiva?

Si su empresa desea ser la número uno en el mercado nacional o internacional, ésta debe seguir un proceso planificado de estrategias guiadas dentro de un conjunto de decisiones a largo y corto plazo, debe decidir trabajar sobre una ventaja competitiva con fundamentos éticos que superen las adversidades actuales de corrupción. Serán los desafíos y motivaciones para el desarrollo de sus colaboradores los que forjarán factores de diferenciación frente a la competencia en un mercado altamente competitivo.

* Este post es una colaboración de Michael García Escalante, docente del Programa Working Adult de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *