La importancia de los planes de negocios

Suele suceder que debido a la impaciencia, el entusiasmo y las ganas de aventurarse, lancemos nuestro producto o servicio al mercado sin antes definir las bases ni el rumbo de nuestro negocio.

upn_blog_wa_negocios 15 abr

Muchas veces ocurre lo mismo con nuestras vidas: no planificamos a largo plazo, no pensamos dónde nos gustaría estar dentro de cinco o diez años para, a partir de esa idea, comenzar a desarrollar un plan, con pasos a seguir y plazos específicos, construyendo una estructura sólida que nos permita encaminar nuestras acciones hacia las metas que deseamos alcanzar.

Revisemos qué es un plan. Es una intención o un proyecto, un modelo sistemático que se elabora antes de realizar una acción con el objetivo de dirigirla y encauzarla; un documento que precisa los detalles necesarios para realizar una acción.

El plan de negocios es un instrumento que expresa una idea de negocio para mantener tus metas claras, atraer inversionistas, solicitar créditos, facilitar la integración y capacitación de personas que integren tu equipo de trabajo, evaluar la viabilidad de las ideas de negocio y para realizar el seguimiento una vez que inicie el negocio.

Lo que debemos incluir son los objetivos de la empresa (a corto, mediano y largo plazo), las estrategias para conseguirlos a través de un plan de acción al detalle, cómo se estructura la organización, el presupuesto que se requiere para financiar el proyecto y las posibles soluciones para resolver problemas futuros.

La elaboración de un plan de negocios es uno de los aspectos más importantes para iniciar una actividad empresarial, ya que describe el negocio, analiza la situación del mercado y se establecen las acciones que se realizarán en el futuro, junto con las correspondientes estrategias que serán implementadas para que ese producto y/o servicio logre un buen posicionamiento.

Es muy importante que no te engañes. Por ello incluye solo información veraz, y los pronósticos que realices sobre ingresos del negocio deben ser conservadores, de modo que la sostenibilidad del negocio esté proyectada de manera realista.

El plan de negocios debe elaborarse de forma tal que permita ser actualizado con los cambios propios del dinamismo del mercado y de la situación de la empresa, por lo que muchos consideran que se debe actualizar dos o tres veces por año.

Así que manos a la obra y a desarrollar un plan de negocios. Te sorprenderá lo sencillo que es y los dolores de cabeza que te ahorrará.

* Este post es una colaboración de Ysabel Tinta Rojas, coordinadora académica de Working Adult, Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *