Revalorando la profesión educativa

La educación es una piedra angular del desarrollo de los países, pero por razones diversas en muchos de ellos la profesión de educador ha perdido atractivo. De acuerdo a un artículo de The Economist, “la de maestro parece ser una profesión para altruistas a toda prueba que desean mejorar el prospecto de vida de niños y jóvenes”.

Sin embargo, la publicación anota que a menudo el sistema educativo pareciera diseñado para atraer servidores medianos. Refiere al respecto el caso de México (que también podría ser el nuestro), donde muchos profesores heredan sus trabajos, o el de Brasil, donde los maestros ganan mucho menos que otros servidores públicos y se retiran con años de anticipación. En Nueva York, muchos profesores optan por la comodidad de realizar trabajos administrativos por años de años.

upn_blog_working_maestro

Es posible encontrar individuos sobresalientes en los peores sistemas educativos. Pero en tanto profesores flojos e incompetentes van cerrándose posibilidades, aquellos que están comprometidos empiezan a perder motivación. Tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña los estudios encuentran incluso una moral soliviantada. Un importante número de profesores solo está esperando el largo periodo de vacaciones de verano o contando el tiempo que le resta para retirarse. Esa podría ser la explicación a los muchos problemas que confrontan los niños para aprender: ningún colegio puede ser mejor que quienes trabajan en ellos.

Con todo, aún es posible persuadir para realizar un trabajo de maestro ambicioso y consistente. Finlandia, por ejemplo, paga modestamente a sus profesores pero los conduce muy bien: diez graduados aplican por cada plaza de capacitación. Corea del Sur recluta a sus profesores entre el top 5% de quienes dejan los colegios prometiéndoles sueldos bastante competitivos. En ambos países los profesores son reverenciados y sus sistemas educativos están entre los mejores del mundo.

Otra práctica que ha empezado a devolverle bríos a la actividad docente es la invitación a dictar clases a profesionales destacados. La experiencia de Teach for America, en virtud de la cual graduados estrellas de las élites universitarias son enviados por dos años a las escuelas de baja performance, viene siendo imitada en varios países y muchos de estos profesionales exitosos terminan incorporándose a la educación. Teach First, la versión británica, ha contribuido a elevar los estándares en Londres y actualmente es uno de los más prestigiosos empleadores del país.

Si bien se trata de experiencias a pequeña escala, ambos casos demuestran que cuando la enseñanza es revalorada y adecuadamente recompensada, los resultados son los esperados. Y tal vez más importante, los beneficios alcanzan a quienes corresponde, es decir, a niños y jóvenes estudiantes. ¿Por qué no hacer algo similar en nuestro país? Sería una manera de demostrar que la educación es efectivamente una prioridad.

FUENTE:

http://www.economist.com/news/leaders/21643138-how-turn-teaching-job-attracts-high-flyers-those-who-can

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Si estás interesado en estudiar en UPN, déjanos tus datos y te contactaremos a la brevedad.

Un momento, estamos procesando la información ...

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Elmer Vasquez Rimarachin dice:

    De mi parte tengo fe que en Perú tenemos que cambiar, ya estamos cambiando mucho con alimentar a nuestros niños en zonas rurales donde la desnutrición era alarmante, hoy esto ya esta quedando atrás, me da gusto leer los artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *