«Sean los primeros en solucionar problemas con un sello único»

Nuestro estudiante Max Surco encuentra en su profesión la posibilidad de solucionar problemas de diversa naturaleza. Los proyectos que ha desarrollado dan testimonio de su propósito.

problemas

Max participó en la creación de «Sosmo», una aeronave biónica que permite rescatar personas y animales y extinguir incendios en bosques y ciudades.

A nuestro estudiante Max Surco la ciencia ficción lo fascinó desde siempre y aun siendo niño pensaba en ser inventor. Luego vendría el interés por las nuevas tecnologías y lo que podría ser capaz de hacer con ellas.

“Imaginaba tener un estudio con herramientas súper avanzadas y simulaba crear objetos diferentes, locos, que superara lo que había visto, pura ficción”, nos cuenta. Esta chispa fue madurando y llegó el momento en que decidió construir su camino a través del Diseño Industrial, seguro de que era una puerta hacia un mundo de creación.

Bajo la dirección de la docente Ruth Manzanares y como parte del equipo Giadips, junto a su compañero Jorge Huertas crearon a ¨Sosmo¨, una aeronave biónica sostenible para el rescate de personas y animales y la extinción de siniestros en áreas forestales y urbanas. Este diseño, patentado como modelo de utilidad por el programa Patenta de Indecopi, fue valorado como uno de los 6 mejores diseños del mundo en la edición 2020 del ¨Global Grad Show¨. La biónica del producto está basada en un exótico pez peruano conocido en el norte desde la cultura Moche hasta la actualidad: el “life”.

«Con nuestro conocimiento podemos solucionar esos problemas ignorados o escondidos que son tan o más importantes que aquellos de los que todos hablan»

Durante el año pasado, a pesar de la pandemia, nuestro estudiante pudo concretar 4 patentes registradas exitosamente como modelos de utilidad, la mayoría de ellas soluciones sociales. Ahora investiga problemas a resolver. “Esos problemas ignorados o escondidos que son tan o más importantes que aquellos de los que todos hablan. Desarrollo diseños aplicando lo aprendido en la universidad, explorando nuevos retos y nuevas áreas de diseño”, refiere Max.

“Al ver el futuro de forma muy peculiar, les diría a mis compañeros que exploren a fondo su zona de aprendizaje después de abandonar la de confort. Si lo logran, no hay límites, y después combínenla con lo que más les gusta o con el área que quisieran experimentar. Investiguen muchísimo y agreguen como ingrediente especial su talento, su forma de ver las cosas y creen soluciones para esos problemas que a veces se ignoran o que nadie se atreve o puede resolver hasta ahora. Sean los primeros en solucionarlos con un sello único, es un camino interesante y de mucha adrenalina, no se van a arrepentir. Busquen ser líderes, formen equipos transdisciplinarios, aprendan, creen un clima de confianza que se centre en el hambre de ir por más”, aconseja Max a sus pares para finalizar.

Conoce otros casos de estudiantes destacados de nuestra Facultad de Arquitectura y Diseño ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *