¿Reconstrucción, rehabilitación o refundación?

reconstrucción, rehabilitación o refundación

La reconstrucción ha comenzado.

Se ha nombrado a un prohombre que tendrá los hilos de la reconstrucción y nos dice que el Plan de la Reconstrucción estará listo en tres meses más, o sea, para julio o agosto. Pero que las obras necesarias e importantes ya comienzan. Se están preparando las adjudicaciones para su reconstrucción.

La tarea es enorme: todos los ámbitos de bienestar social fueron afectados en gran parte del país.

Los equipamientos de salud, educación y vías de comunicación; vías de tren, kilómetros de carreteras, puentes y muros de contención de riberas y encauzamiento de ríos principalmente, las represas y bordos de contención también. Así como las redes de servicios: agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento de aguas residuales y redes de energía eléctrica. Pero lo más grave dentro de toda la problemática es la vivienda.

Para la mayoría de las obras de equipamiento urbano se trata de una reconstrucción en toda la extensión de la palabra. Es decir, según la RAE, volver a construir donde estaba el equipamiento. Un puente se volverá a hacer donde se cayó el anterior (esperemos que se construya mejor y para más de setenta años), una red eléctrica se rehabilita y restablece asimismo donde estaba. Es decir, estas grandes obras de infraestructura pueden rehacerse para que comiencen a brindar sus servicios con la menor demora posible.

En este caso están la mayoría de obras del sector educativo. De las 670 escuelas afectadas, se ha dicho que 500 se atienden para el inicio de las clases escolares y que se reconstruirán 170. Por otra parte, son varios los tramos de vías de comunicación que requieren reparaciones, tramos de carreteras (no se han mencionado los kilómetros a reparar) y trochas a rehabilitar.

El caso de los puentes reviste gran importancia porque están ligados a la actividad productiva. Se ha dicho que “34 puentes nacionales, ubicados principalmente en Tumbes, Piura y Lambayeque, con una inversión de 400 millones de soles. Tres de estos ya se encuentran en ejecución, ocho se pondrán en marcha este mes y dos más en junio”. (11/mayo, Premier Zavala)

Se pretende reconstruir 106 puentes durante este año y el siguiente, de un total que varía entre 159 y 220 considerando su diferente tamaño e importancia.

Se equivocan quienes apuntan a que esta reconstrucción sea pronto y señalan que debe de terminarse en 18 meses. Pero tampoco, como ha dicho la PCM, se piensa concluir las obras en los próximos 50 o 100 años.

reconstrucción, rehabilitación o refundación

Lo que sí debe tenerse en cuenta para la reubicación de la población afectada es ver el problema como la refundación de un núcleo nuevo de población, para volver a asentar aquellas áreas urbanas que han sido retomadas por las grandes avenidas de ríos y huaicos. Porque una cosa es reconstruir y otra es refundar.

Y aunque parezca solo una cuestión semántica, que también, es de la mayor importancia que en la reconstrucción de las miles de viviendas que se requieren en todo el país se considere el criterio de urbanistas. Es decir, que desde una perspectiva urbanística se estudie el mejor lugar planeado para su ubicación y para su tipología de vivienda.

Me explico: considerar cualquier terreno no vale. No solamente porque se disponga de él o por las características del suelo o de su estudio geológico para ser aptos para vivienda. Se requiere que el suelo a desarrollar contemple su inserción en el tejido urbano, su implementación en las redes de servicios, con dotación de fuentes de trabajo y con vías de comunicación. Se requiere trabajar planes urbanos para la creación de esta población en nuevas ciudades autosuficientes; es decir, tener el criterio de una refundación. El tiempo de ejecución para la reconstrucción y refundación de las zonas afectadas no debe de ser fruto de la especulación, sino del estudio del programa de obra de acuerdo al plan de ejecución integral que se haya realizado.

Esto lleva a revisar la política de reconstrucción de escuelas, de centros de salud y de centros cívicos porque estos equipamientos según vemos se reconstruirán donde mismo… pero tal vez la población afectada estará varios kilómetros más allá dispersa en terrenos cualesquiera y son ellos los que requieren de estos equipamientos reconstruidos pero en un entorno de ciudad, con mejor calidad de vida.

Para terminar, considero válida la propuesta del señor Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco: las Fuerzas Armadas cuentan con muchos terrenos en las ciudades que están dentro del ámbito urbano, tienen servicios y serían aptos para desarrollar estas nuevas ciudades y nuevos poblados que ayuden a la población del país.

(A propósito de los huaicos, creo que todos estaremos de acuerdo si digo que no se trata de fenómenos inesperados que aparecen de la nada. Se trata de la recuperación por parte de la naturaleza de los antiguos cauces de los ríos. O del comportamiento violento de un cauce de lluvia que ha sido desviado, de un desgajamiento producto de la deforestación o finalmente por el trabajo a veces sin razón y contra natura del ser humano).

Datos y citas:

  • La reconstrucción de la infraestructura perdida por los desastres naturales no solo demandará una millonaria inversión, sino también la necesidad de planificar y gestionar dicho proceso con eficacia.
  • José Díaz, investigador de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico (UP): “El Gobierno debe apuntar a culminar los trabajos de rehabilitación en un plazo máximo de 18 meses”.
  • Fernando Zavala, presidente del Consejo de Ministros, ha dicho que la reconstrucción deberá hacerse con la mira puesta en los próximos 50 o 100 años.
  • Gonzalo Prialé, presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), propone combinar inversión pública con el mecanismo de obras por impuestos y las asociaciones público-privadas para acelerar la ejecución de obras durante la reconstrucción.
  • Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco, propone una intervención más intensa del programa Techo Propio e incluso entregar subsidios adicionales. También sugiere emplear terrenos de las Fuerzas Armadas para reubicar a la población que vivía en zonas de riesgo.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *